líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Dos años después de su cierre Canal 9 genera un gasto mensual de un millón de euros

Pilar Ruiz de Gauna

Escrito por Pilar Ruiz de Gauna

Canal 9Han pasado dos años desde que asistiésemos al cierre de Canal 9 y, a pesar del tiempo transcurrido, los liquidadores de la desaparecida Radiotelevisió Valenciana (RTVV), han dado a conocer que sigue generando un gasto mensual situado en el millón de euros.

El mencionado equipo de liquidadores ha hecho pública esta información a pocos días de que se cumpla el segundo aniversario del cierre del ente público. Destacan que la desorbitada cantidad que sigue costando Canal 9 se producen en concepto de mantenimiento del edificio que lo albergaba así como el pago de las deudas, tal y como recogen desde el diario El Mundo.

Dentro de esta cantidad se contemplan además algunos de los compromisos que Canal 9 había adquirido con algunas productoras con las que mantenían relaciones laborales. Los liquidadores han dejado claro que se están enfrentando a un proceso muy complicado ya que prácticamente cada día reciben nuevas demandas judiciales procedentes de ex trabajadores o productores afectados por el proceso de cierre de Canal 9.

Recuerdan que al encontrarse los sistemas informáticos bloqueados son numerosos los problemas para acceder a los contratos de los trabajadores o las bases de datos. Se han puesto al descubierto además algunas irregularidades como el hecho de que el edificio que albergaba la TV valenciana ubicado en Burjassot, cuya valoración asciende a los 25 millones de euros, no se encuentra inscrito en el registro de la propiedad.

Datos y problemas que se han dado a conocer coincidiendo con el acuerdo entre José Luis Vidal, secretario autonómico de comunicación y el representante de Mediapro, Jaume Roures. Este acuerdo se traduce, en términos jurídicos, en una transacción de compensación de deuda y finiquito entre las dos partes contemplándose una cantidad de 27 millones de euros, según publican en El Mundo.

A través del mismo se pone un punto y final a las diferencias entre RTVV y Mediapro que encuentran su origen en julio de 2010 como consecuencia de la gestión de los derechos audiovisuales de los clubs de la Comunidad Valenciana en la Liga BBVA y la Liga Adelante, así como todo lo referente con los derechos de emisión de estos campeonatos y la retransmisión de la Fórmula 1.

Ambas partes han mostrado su satisfacción ante el cierre de este conflicto que definen como “ficticio y artificial” dejando claro que todos ganan llegando a este acuerdo.

 

Smartphones y notebooks, los "gadgets" que más llenarán el saco de Papá Noel esta NavidadAnteriorSigueinte¿Valla publicitaria o colmena? Cheerios ficha a 100.000 abejas para su última campaña

Contenido patrocinado