Medios

Dos periodistas de VICE News, detenidos en Turquía acusados de trabajar para "una organización terrorista"

turquia derechos humanosEste lunes un tribunal turco ha acusado a dos periodistas británicos de VICE News -y a una tercera persona no identificada- de "trabajar en nombre de una organización terrorista". Esto se produce después de que Jake Hanrahan y el cámara Philip Pendlebury, junto a sus colegas acompañantes, fueran detenidos en Turquía el pasado jueves.

El conductor que los acompañaba también fue detenido, aunque según el comunicado emitido por VICE, fue puesto en libertad sin cargos, mientras que a los periodistas se les acusa de estar vinculados con grupos de militantes de los estados islámicos y organizaciones separatistas jurdas.

Desde VICE News se han apresurado a condenar "en los términos más enérgicos posibles los intentos del gobierno turco de silenciar a nuestros periodistas que han estado proporcionando una cobertura importante de la región" por lo que denominan como acusaciones "alarmantemente falsas y sin fundamentos" con las que intentan "intimidar y censurar su cobertura", declara Kevin Sutcliffe, director de programación de noticias en Europa para Vice, en el comunicado.

Según Sutcliffe, los periodistas "estaban informando sobre la situación en la provincia de Diyarbakir al sureste de Turquía" y la compañía está trabajando "con todas las autoridades pertinentes para agilizar la puesta en libertad segura de nuestros tres colegas y amigos".

El Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), un grupo separatista, está clasificado como una organización terrorista por Turquía, Estados Unidos y la OTAN. Sin embargo, Amnistía Internacional y medios de prensa locales han informado que los periodistas también han sido acusados de una supuesta asociación con militantes islámicos del Estado.

El Comité de Protección de Periodistas (CPJ) ha condenado la detención y ha pedido a las autoridades turcas que los liberare. "Las autoridades deben proteger, no amordazar el trabajo de los periodistas", ha manifestado Nina Ognianova, coordinadora del programa de CPJ en Europa y Asia Central Nina Ognianova en una declaración.

Turquía tiene una historia utilizando las leyes antiterroristas estrictas con el fin de suprimir las opiniones disidentes. Los periodistas allí se han enfrentado a la censura y a la obstrucción del gobierno turco, mientras informaban sobre el país; a principios de este año Frederike Geerdink, periodista internacional en Diyarbakir, fue acusada de difundir propaganda terrorista.

El Índice de la Censura lo describe como "uno de los peores lugares en el mundo en términos de libertad de los medios de comunicación". Las organizaciones internacionales de derechos humanos también se han sumado a la convocatoria para liberar a los hombres.

Andrew Gardner, investigador de Amnistía Internacional de Turquía, se refiere a este caso como otro ejemplo en el que las autoridades turcas censuran las historias "que son embarazosas para ellos" y que deben cubrir. "La acusación de ayudar al los estados islámicos no está demostrada, es indignante y extraña".

Hanrahan y Pendlebury cuentan con una amplia experiencia cubriendo historias internacionales para VICE, como la crisis migratoria en Calais, el referéndum sobre la independencia de Escocia y el republicanismo en Irlanda, entre otras. Ambos también han trabajado previamente para otras organizaciones de noticias internacionales.

Según la cadena de noticias turca Hurriyet, los periodistas stán detenidos en Diyarbakir, Turquía, a la espera de juicio.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir