líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

¿Logrará algún día el dúo formado por publicidad y streaming

Medios de comunicaciónLas plataformas de vídeo en streaming financiadas por publicidad han aumentado notablemente en número en los últimos tiempos

Publicidad y streaming, un dueto al alza

¿Logrará algún día el dúo formado por publicidad y streaming "nublar" a Netflix y compañía?

Aunque Netflix y compañía siguen llevando hoy por hoy la voz cantante, los servicios de vídeo en streaming financiados mediante publicidad se han multiplicado como setas en los últimos meses.

La pareja formada por publicidad y streaming se deja ver cada vez más en un territorio otrora colonizado casi única y exclusivamente por servicios de suscripción. Sin embargo, a la hora de la verdad Netflix y compañía siguen acaparando la mayor parte del tiempo invertido por el espectador en las plataformas de vídeo en streaming.

De acuerdo con un estudio llevado a cabo en Estados Unidos por la consultora PwC, en 2020 el espectador volcó el 62% de su tiempo en servicios de vídeo en streaming apoyados en modelos de suscripción (y a salvo, por ende, de las garras de la publicidad). En realidad solo el 32% del tiempo del espectador lo engulleron plataformas de vídeo en streaming financiadas mediante la publicidad.

Pero, ¿por qué existe una zanja tan profunda entre uno y otro tipo de plataformas de vídeo en streaming? Parece que la respuesta a esta pregunta va mucho más allá de la preferencia de la gente por el visionado de series y películas sin incómodas pausas publicitarias. Y es que ahí fuera las plataformas de suscripción siguen superando ampliamente en número a las plataformas financiadas mediante la publicidad.

Con la excepción de Hulu, que amalgama el modelo de suscripción de pago con la publicidad y disfruta de muchísimo predicamento al otro lado del charco, los servicios de vídeo en streaming más populares son 100% ajenos al yugo de la publicidad.

Netflix y Amazon Prime Video han dominado siempre tradicionalmente el mercado del streaming, aunque en los últimos tiempos compiten también (a cara de perro) con plataformas de nueva hornada como Disney+ y HBO Max.

Así y todo, en los últimos tiempos han visto la luz no pocas plataformas de vídeo en streaming apoyadas por la publicidad. En julio del año paso NCBUniversal lanzó en Estados Unidos Peacock. En enero de este año Discovery se descolgó con Discovery+ y HBO Max y Paramount+ añadirán próximamente versiones apoyadas por anuncios a sus respectivos servicios.

En los últimos meses ha aumentado de manera notable el número de servicios de vídeo en streaming financiados mediante la publicidad

El paisaje de los servicios de vídeo en streaming financiados mediante la publicidad es ahora radicalmente diferente y considerablemente más vasto que hace dieciocho meses.

La introducción de más plataformas financiadas mediante la publicidad ha coincido en todo caso con un aumento en el número de servicios de vídeo en streaming utilizados por el espectador.

En 2020 la gente utilizaba una media de casi 8 plataformas distintas de vídeo en streaming (incluyendo servicios de naturaleza gratuita), frente a las 6 plataformas de media de 2019.

Conviene, por otra parte, hacer notar que los servicios apoyados en anuncios de plataformas como Hulu siguen incluyendo el pago de una cuota mensual por parte del espectador.

No obstante, el hecho de que las modalidades con publicidad sean significativamente más baratas que las ajenas a los anuncios pueden mover a cada vez más espectadores a apostar por este tipo de servicios para tener un acceso más amplio a series y películas sin agujerear necesariamente sus bolsillos.

De hecho, el 63% de los consumidores consultados por PwC admiten su predisposición ser confrontados con más publicidad a cambios de suscripciones más económicas.

Lo que no es tan claro es la cantidad de anuncios que el espectador es capaz de tolerar en las plataformas de vídeo en streaming. Mientras en la televisión lineal lo normal es que se emitan 16 minutos de publicidad cada 60 minutos, Peacock no da salida a más de 5 minutos de anuncios cada hora y Discovery+ y HBO Max restringen incluso esta cifra a apenas 4 minutos de pausas publicitarias cada hora.

Temas

Netflix

 

"Protección Tontal", la campaña de Black Limba que acaba con el sufrimiento de la operación bikiniAnteriorSigueinteEl Citroën Ami se ríe de sí mismo en esta campaña

Noticias recomendadas