Medios

"Duopolio" y "contenidos basura": los espectadores opinan sobre los nuevos canales de TDT

canales-tdtEl pasado jueves 28 de abril el escenario televisivo español sumaba tres nuevos canales con el desembarco de Ten, DKiss y Real Madrid TV que se sumaban así a Atreseries, Be Mad y la reubicación de 13TV.

Unos canales que completan la oferta de Televisión Digital Terrestre (TDT) poniendo fin al proceso de adjudicación de licencias que el Gobierno inició en octubre de 2015. Fue el día 16 del citado mes cuando el Consejo de Ministros aprobaba la concesión de seis nuevos canales. Tres en alta definición concedidos a Mediaset, Atresmedia y Real Madrid TV mientras que los restantes, en definición estándar, fueron a parar a manos de 13TV, Grupo Secuoya y Radio Blanca (Kiss Media).

Recordemos que el concurso para estas licencias se inició tras la liberalización del dividendo digital en marzo de 2015 lo que se tradujo en la migración de todas las cadenas de TV hacia el nuevo espectro radioeléctrico. Acción que dejó libres las que ocupaban hasta ese momento que ahora están destinadas a las operadoras de telefonía.

Con una programación variada que tiene por objetivo adaptarse a las necesidades de los nuevos consumidores, la cuestión que se plantea ahora es sí realmente son necesarios estos nuevos canales.

¿Excesiva concentración entre Mediaset y Atresmedia?

Recordemos que el pasado 26 de enero la Asociación Española de Anunciantes (aea) señalaba que se estaba produciendo una excesiva concentración de los canales de la TDT en dos grupos. Hablamos de Mediaset y Atresmedia por lo que presentó un recurso contra la adjudicación de las licencias ante el Tribunal Supremo.

Y esta es precisamente la idea que muchos de los telespectadores han comenzado a mostrar. Navegando en la red nos hemos encontrado con un gran número de comentarios publicados en la noticia del diario El Mundo en la que se analizan los nuevos canales.

“Esto es lo que ocurre cuando el Gobierno le da licencias públicas de TV a los amiguetes para que especulen como si fueran fincas o engordar el duopolio. Impresentable”, comenta uno de los usuarios.

Una de las quejas que se suman a la anterior es que la ampliación de los canales no se ha traducido en una mejora de la oferta televisiva como era lo esperado.

El modelo de televisión no convence

“Es lamentable el contenido televisivo y para remediarlo se crean canales que en nada mejoran la parrilla. Lo nuevo, cotilleo, futbol, relaciones.... en fin temas altamente formativos y culturales brillan por su ausencia”, publica otro usuario que defiende unos contenidos televisivos que pasen por la información y más deportes que no sean fútbol.

La proliferación de canales de TDT deja en evidencia además el modelo de televisión tradicional. Los usuarios se quejan de que los grupos de comunicación sigan apostando por contenidos que sólo pueden ser consumidos en el momento de su emisión.

Ponen como ejemplo plataformas como Netflix o YouTube que realmente han aprendido a satisfacer las demandas actuales de los consumidores de televisión. Incluso alguna de estas quejas añoran cuando únicamente existían dos canales que contaban con una oferta más interesante que la que tenemos hoy en día.

Una pena que sigan aprobando canales a las mismas cadenas, que siguen dando contenidos similares al resto que saturan completamente, y que no promuevan canales diferentes con temas como aprendizaje de idiomas”, declara otro de los usuarios, añadiendo un segundo que “la televisión en abierto es para educar y culturizar a la sociedad, no para hacerla ociosa con infinito entretenimiento y con especial cuidado de la integridad moral de los menores”.

Como ve nunca llueve a gusto de todos y la conclusión que podemos extraer de este tipo de quejas (las hay en otros foros, medios y redes sociales) es que realmente nuestra televisión no es tan plural como se nos está vendiendo.

Realmente existe un duopolio liderado por Atresmedia y Mediaset (con echar un vistazo al reparto de la inversión publicitaria o las audiencias se hace una idea) que no hace sino asentarse con el floreciente negocio de las licencias. ¿Aprenderá algún día nuestra querida televisión?

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir