Medios

EL CINE SE ESTABILIZA CON UN 9% DE AUDIENCIA

Nota de Prensa:

El cine ha sido protagonista de la actualidad informativa en los últimos días no sólo por la entrega de los Premios Goya, que bendijeron de forma masiva a Mar adentro, sino por la presentación del informe anual de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España. La principal conclusión del informe es sin duda la notable pérdida de espectadores de películas nacionales en el último año: de 21,7
millones en 2003 se pasó a 18,7 en 2004 (datos a 20 de diciembre). No obstante, esto no quiere decir que la asistencia al cine fuera menor. De hecho, el análisis también reflejaba el ascenso de entradas vendidas respecto a 2003: 140 millones frente a los 129,5 del año anterior.

Pero ha sido el cine estadounidense el que se ha beneficiado en exclusiva de esta mejoría, pues también las producciones europeas perdieron
público. Como no podía ser de otra manera, esta situación tiene su repercusión económica: de los 101 millones de euros recaudados por el cine español en 2003 se desciende a 90,2 el pasado año. Sólo tres de las 25 películas más vistas en 2004 eran españolas (Mar adentro -en el tercer puesto, que además se ha convertido en la tercera más vista de la historia del cine español-, El lobo -en el 22º- e Isi/Disi -en el 23º-).
Shrek 2 y Troya lideraron el ránking anual, caracteriza por el importante peso de las películas de perfil infantil.

Y todo esto marcado por un aspecto esencial de fondo: según los datos de EGM el cine es el medio de menor penetración. El tercer acumulado de 2004 revela que se ha estabilizado en un 8,9% de cobertura, una décima por debajo de 2003 (9%) y un 12,7% menos que en 2002 (10,2%). Siempre según EGM, el cine habría alcanzado su mejor cobertura en 2001, cuando alcanzó una cuota del 11,2%. Los madrileños (11,1%), baleares (10,7%), catalanes (10,4%) y navarros (10,3%) demuestran ser los más aficionados al séptimo arte, mientras que los murcianos (5%) y castellano-manchegos (5,2%) se alzan como los menos cinéfilos.

Uno de los grandes problemas del medio cinematográfico es la falta de asiduidad. Un 47% de la población, casi 17,5 millones de personas, no va nunca al cine, mientras que entre los que asisten alguna vez sobresale el grupo de los que lo hacen menos de cinco veces al año (5.089.000). En cuanto a las sesiones, la mayoría de los espectadores acuden a las de las 21:30 o a las vespertinas de las 18:30. En lo que respecta a las salas, está claro que los multicines han acabado por desbancar a los ya clásicos de
sala única. Así, un 91,9% de los que declaran haber ido alguna vez al cine en el último año lo han hecho a multicines frente un 8,1% que asistieron a sala única.

Según AIMC Marcas, el género cinematográfico más visto en los últimos tres meses es el de acción y
aventura. Ciencia ficción y comedia romántica ocupan los puestos sucesivos. No obstante, cuando la pregunta se refiere al género preferido, intriga logra situarse en el segundo lugar tras Acción y aventura.

La tradición manda y la mayoría de los españoles sigue adquiriendo la entrada en la misma taquilla de los cines (93%) a pesar de las colas frente a modalidades más cómodas y nuevas: el cajero automático (1,83%), el teléfono (1,47%) e Internet (0,76%). Su reducida cobertura convierte al cine, según el último balance de inversión publicitaria de Initiative, en el medio de menor facturación por publicidad y en el único que habría perdido ingresos respecto a 2003. Así,
en 2004 la inversión en cine representó tan sólo un 0,7% de la inversión global. Y es que su baja
penetración hace que sea el medio más caro en términos de CPM (Coste por miles). No en vano, en base a esta medida el medio cinematográfico es unas 10 veces más costoso que la televisión. Pero ésta no es una tendencia meramente nacional sino de ámbito internacional. Es más, se da la circunstancia de que, según un estudio de la división internacional de investigación de Initiative, el medio cine es mucho más
barato en España que en Europa Occidental (más de doble de la media española) o en el entorno global
(más del triple de la media nacional).

Según datos provisionales de Infoadex, Vodafone, Siemens y Mahou serían los tres anunciantes de
mayor inversión en cine en 2004.
No obstante, el medio cinematográfico ofrece ventajas nada desdeñables. Su target más afín es uno de los más atractivos comercialmente: el de individuos de 25 a 34 años. También tiene gran afinidad con los de 14 a 19 y 20 a 24 años, grupos muy interesantes para algunos anunciantes y difíciles de alcanzar por otros medios. No en vano, el 67% de los asistentes a las salas tienen menos de 34 años. Además, el espectador tipo de cine es masculino y de clase media-media, media-alta y alta. El cine también cuenta con un notable apoyo entre el público infantil. Así, según el último EGM de audiencia infantil y juvenil, los individuos de 8 a 13 años asisten al cine por encima de la media de la población (9,9% de penetración frente a 8,9%). Este interés hacia el medio es especialmente patente entre los adolescentes de 11 a 13 años.

Pero el medio cinematográfico reporta más ventajas que la segmentación, un valor en alza dados los tiempos que corren y la preocupante saturación del medio televisivo. Es uno de los medios más adecuados para las campañas de imagen y proporciona una mayor notoriedad de marca que Internet o la radio y se sitúa muy cerca de la de revistas (en base a usuarios de cada medio en 2004 según Arce).

Incluso hay un notable porcentaje de individuos que afirman que les “gusta ver los anuncios de publicidad en cine” (22,9% de los que acuden al cine al menos dos veces al año). Además, también según datos de AIMC Marcas, el cine es el segundo medio tras televisión que mejor cumple la función de entretener y divertir y, con diferencia, el que mejor satisface la de fantasear, soñar y evadirse. El cine también ofrece amplias y originales posibilidades de acciones especiales que ayudan a diferenciar las marcas, aumentar su recuerdo y favorecer la prueba de producto.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir