Medios

El declive de los medios impresos: Cómo 'Daily Beast' se comió a 'Newsweek'

El cierre de la edición impresa de Newsweek no es otra cosa que un paso más en el largo e inexorable camino de la transición del papel a los medios digitales. ¿O no?

La caída de la versión impresa de Newsweek puede entenderse como el último e inevitable destino de otra publicación en papel que hace su tránsito obligatorio hacia el mundo digital. Pero la historia de Newsweek ha pasado por otros retos anteriormente, y el último dentro de su propia organización. Newsweek ya estaba dañado y en la última década el número de suscriptores pasó de 3,1 a 1,5 millones de suscriptores en 2007, con el consiguiente descenso en la publicidad. Si en los años 90 el gran reto de los medios era hacer frente a las cadenas de información 24 horas de la televisión por cable, con la llegada de internet Newsweek tuvo que afrontar la llegada de un periodismo de calidad y con una gran cantidad de contenidos que esta vez venía de casa: el Daily Beast.

“El Daily Beast es parte del flujo constante de información. Es al momento. Es vivo, rápido, sexy, cool. Newsweek consiste por naturaleza en la perspectiva y la contextualización en torno a temas que importan en el mundo de hoy. Consiste en el gran formato, en sentarse, cogerlo y conseguir perspectiva”, explicó Baba Shetty, nuevo CEO de Newsweek DailyBeast Co., según publica Ad Age.

Pero la competencia online es algo a lo que Newsweek no se había enfrentado nunca antes. En la red un sumario de cuatro párrafos alternado entre correos electrónicos suele ser suficiente si la alternativa es un gran formulario que pide un número de tarjeta o que se recuerde una contraseña. De hecho, muchas compañías no seguirán el camino de Newsweek porque están todavía demasiado ocupadas equilibrando el uso del prestigio de su marca en papel y el flujo de ingresos para invertir online.

De hecho para muchas revistas impresas que han logrado generar una base de lectores online y en tablets fuerte dejar el papel podría ser una auténtica tontería. Por ejemplo The Economist, con una tirada similar a Newsweek, 1,5 millones, ha tenido mucho éxito en lograr que los lectores adopten su aplicación para tablets, alcanzando los 632.000 en el mes de junio. Pero sólo 88.000 son suscriptores exclusivos de la versión online.

“La industria en papel está en declive y nada va a cambiar eso”, aseguró Richard Lindsey, portavoz de The Guardian. Y llegados a este punto los editores tienen que empezar a entender que su negocio, sin el papel, será mucho más pequeño. La mayoría de las publicaciones que tratan de sobrevivir sólo con anuncios online también aprovechan la agregación de contenidos. Pero el problema para muchas empresas que están planteándose pasar a digital no tienen ni idea de los ingresos que pueden lograr a través de e-readers y tablets. Al final, todos los medios se enfrentarán a un mismo problema: un futuro lleno de variables desconocidas que les obliga a crear un modelo único para cada caso.

Te recomendamos

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir