Medios

El doctor House salva la vida a un hombre sin salir de la pequeña pantalla

house¿Se puede salvar la vida a alguien desde la pequeña pantalla? Sí, se puede. Y el celebérrimo doctor House, de la serie televisiva del mismo hombre, es el artífice de este milagro.

Todo comenzó en mayo de 2012 cuando un paciente de 55 años acudió a Centro de Enfermedades No Diagnosticadas de Marburg (Alemania) con un extraño cuadro de síntomas que el doctor Jürgen Schäfer y su equipo no pudieron asociar en principio a ninguna enfermedad.

El paciente visitó la consulta de Schäfer con un fallo cardiaco de origen misterioso, con fiebre también aparentemente inexplicable y con graves deficiencias visuales y auditivas. El enfermo sufría además reflujo esofágico e hipotiroidismo, según relata Schäfer en la revista The Lancet.

Schäfer y su equipo revisaron a conciencia el historial médico del paciente y, aparte de una operación para implantarle dos prótesis de cadera, los médicos no encontraron nada. Fue entonces cuando el cascarrabias doctor House entró en escena. Schäfer y su equipo médico recordaron de repente un capítulo de la famosa serie televisiva en la que el personaje interpretado por Hugh Laurie descubría que los graves síntomas presentados por un paciente eran atribuibles a un envenenamiento por cobalto.

Las prótesis de metal del paciente de Schäfer y sus colegas eran de metal y estaban fabricadas precisamente con cobalto. Antes esta evidencia, los doctores decidieron retirar al enfermo sus prótesis de metal y reemplazarlas por otras de material cerámico.

Gracias a Schäfer y a su equipo y también al doctor House, el paciente logró salvar la vida, aunque su función cardiaca se recuperó sólo en un 40% y sus problemas de oído y de vista apenas se solucionaron, según reconocen los propios médicos.

Casos como éste demuestran, en todo caso, que el entretenimiento puede en ocasiones salvar vidas.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir