líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

El nacimiento de las empresas de medios del mañana

La prensa escrita languidece, pero aun así la mayor parte de los «gerifaltes» de esta tradicional industria se niegan a confesar abiertamente la crisis del papel. Pese a que las cifras se empeñan en decir lo contrario, muchos diarios y revistas siguen creyendo que el papel seguirá siendo su principal fuente de ingresos en los próximos años. Los nuevos medios digitales serán un mero «complemento» al negocio.

Así piensan muchos grandes de la industria periodística y, sin embargo, la realidad es bien distinta. La realidad arroja datos que no invitan precisamente al optimismo: despidos, retirada de cabeceras y redacciones reducidas al mínimo.

La crisis económica no ha pasado precisamente de puntillas por la prensa escrita y ha pasado factura a medios tradicionales como The London Times, Newsweek o la edición europea The Wall Street Journal.

Sin embargo, mientras la crisis se ha cebado con los tradicionales medios impresos, los nuevos medios digitales no sólo han resistido sus embistes sino que han salido fortalecidos de la recesión. Es el caso de medios como The Huffington Post, que supera ya en tráfico a la web del mismísimo The Washington Post, Mashable, que es ya más grande que The Washington Post, o Business Insider, que recibió hace unas semanas una inyección financiera de 7 millones de dólares y emplea ya a alrededor de 60 trabajadores.

En los próximos cinco años, asistiremos al nacimiento de “clones” de The Huffington Post, Mashable o Business Insider, asegura Sebastian Matthes en Wiwo. Las empresas de medios del futuro son online, son especializadas y son sociales. Su germen son los blogs, tradicionalmente ligados a un único autor, pero que en los últimos años han pegado el estirón, hasta ponerse a la altura de los medios de comunicación tradicionales.

Este tipo de medios tiene varias ventajas con respecto a los tradicionales: son muy rápidos, muy especializados, y muy centrados en los intereses de los lectores. Y son ellos los que llevarán la batuta de la industria mediática en los próximos años.

Una sentencia establece que las copias ilegales dan vida a la industria musicalAnteriorSigueinteEl primer trabajo de La Despensa para Burger King

Noticias recomendadas