Medios

El que fuera director de "Charlie Hebdo" da un fuerte tirón de orejas a los medios en un libro póstumo

Charlie HedboAntes de su asesinato en París el pasado 7 de enero, Stéphane Charbonnier, el que fuera director del semanario satírico francés Charlie Hebdo, había dejado preparado un libro en el que criticaba duramente la forma en que los medios de comunicación abordaron en su día la controversia generada por las caricaturas de Mahoma publicadas de su revista.

En este libro póstumo, del que se publicaron ayer algunos fragmentos en la revista Le Nouvel Observateur, Charbonnier niega toda acusación de islamofobia y asegura que las caricaturas publicadas en su día por Charlie Hedbo no eran en absoluto un ataque a toda la comunidad musulmana.

Como ejemplo, Charbonnier menciona una caricatura de Mahoma en la que el profeta era retratado con una bomba pegada al cuerpo y que muchos medios de comunicación interpretaron maliciosamente, a su juicio, como una ofensa a los musulmanes.

"Había otra interpretación posible, pero esa a los medios no les interesaba. Mahoma con una bomba podía ser una denuncia de la instrumentalización de la religión por parte de terroristas", explica Charbonnier en el libro.

En la publicación el que fuera director de Charlie Hebdo echa en cara a los medios de comunicación el haber tratado el asunto de las caricaturas de Mahoma con un “paternalismo execrable de intelectuales burgueses, blancos y de izquierda”. Además, desmiente que Charlie Hebdo haya tratado al Islam en sus páginas de un modo distinto que a otras religiones. "Si uno da a entender que se puede reír de todo salvo de ciertos aspectos del Islam porque los musulmanes son mucho más sensibles que el resto de la población, ¿qué otra cosa sería eso sino discriminación?", escribe.

“Quienes tachan de islamófobos a los dibujantes de Charlie Hebdo cada vez que un personaje lleva barba no sólo son deshonestos o maliciosos sino que además dan su respaldo al Islam que se conoce como radical”, apostilla Charbonnier.

Desde el punto de vista del director asesinado de Charlie Hedbo, “el problema no es ni la Biblia ni el Corán, esas novelas letárgicas, incoherentes, mal escritas, sino el creyente que lee el Corán o la Biblia como se lee las instrucciones para montar una estantería de IKEA”.

Charbonnier falleció tiroteado junto con otras 11 personas en el atentado islamista perpetrado contra la redacción de Charlie Hedbo el pasado 7 de enero. Al parecer, el periodista habría estado trabajando en el libro del que se han dado a conocer ahora varios fragmentos hasta dos días antes de morir.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir