líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Las "fake news" no logran clavar sus garras en las elecciones europeas

Las elecciones europeas logran dar esquinazo a las corrosivas "fake news"

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Pese a que las "fake news" han hecho de las suyas en no pocos procesos electorales, parece que su nefaria influencia no se dejará notar en las elecciones europeas.

fake newsAunque han correteado a sus anchas por la red de red en otros procesos electores, las «fake news» parecen no haber conseguido clavar sus afiladas garras en las próximas elecciones europeas. De acuerdo con un reciente informe de Oxford Internet Institute (OII), las noticias falsas que los comicios europeos tienen supuestamente enredados en torno al pescuezo son un problema a todas luces sobrevalorado.

En el periodo comprendido entre el 5 y el 20 de abril OII puso bajo la lupa 584.062 tuits directamente relacionados con las elecciones europeas. Y 137.658 de tales tuits enlazaban a artículos de naturaleza noticiosa. Tales artículos fueron clasificados por OII en dos tipologías distintas: aquellos que echaban raíces en fuentes serias y aquellos que hallaban cobijo de medios ideológicamente extremistas y proclives a publicar noticias de naturaleza incorrecta.

Los investigadores de OII se tomaron asimismo la molestia de comparar en Facebook cinco portales muy populares de “junk news” en Reino Unido, Alemania, Polonia, Italia, Suecia y España con webs de noticias de reconocido prestigio.

¿Las conclusiones de la investigación de OII? Que en Twitter la proporción de “fake news” en relación con las comicios europeos es en realidad extraordinariamente exigua. Y sólo el 3% de los tuits sobre las próximas elecciones europeas comparten noticias de medios adalides de las denominadas “junk news”.

En Facebook, por su parte, los posts procedentes de “medios basura” (y abanderados, por lo tanto, de las “fake news”) consiguen en términos generales más comentarios, “likes” y “shares” que los medios serios. Aun así, en el mayor número de comentarios, “likes” y “shares” que tales posts  reciben influye de manera determinante que los “medios basura” apuestan descaradamente por el “clickbaiting” y hacen uso de un lenguaje profundamente emocional que despierta a menudo la ira en el lector, explican los investigadores de OII. Además, y puesto que los medios serios publican muchos más contenidos en Facebook, su alcance es también mucho mayor (pese a generar menos “shares” que los “medios basura”).

“La desinformación en las redes sociales no es tan fiera como la pintan habitualmente”, asegura Lisa Maria Neudert, una de las autoras del informe de OII, en declaraciones a Spiegel. O al menos las elecciones europeas “no son un objetivo suficientemente atractivo para la desinformación”, subraya. “Las historias individuales de carácter viral que llegan a mucha gente si pueden tener un impacto”, admite Neudert. Aun así, el verdadero peligro existe en un “metanivel”, o lo que es lo mismo, en los acalorados debates en se desencadenan en torno al poder de la desinformación.

 

"Huele como un tío, tío": Old Spice llega a España con una campaña que se ríe del postureoAnteriorSigueinteApple invita a encontrar el equilibrio en el mes del Ramadán

Contenido patrocinado