Medios

En la publicidad, el vídeo bajo demanda y la televisión son amigos "con derecho a roce"

En la publicidad, el vídeo bajo demanda y la televisión son amigos "con derecho a roce"El vídeo bajo demanda no es ni mucho menos “enemigo” de la televisión, sino más bien su aliado. Según un reciente estudio llevado a cabo en Reino Unido por Tremor Video, IAB, Nielsen y Performics, el vídeo bajo demanda puede incrementar entre un 0,19% y un 1,33% el alcance de la publicidad en la pequeña pantalla.

“El estudio confirma lo que ya sabíamos que es cierto: que el vídeo bajo demanda y la televisión son amigos con beneficios y que se complementan el uno a la otra”, explica Doron Wesly, director de estrategia de mercado de Tremor Video.

“La publicidad televisiva hace un labor fantástica aumentando el conocimiento sobre las marcas. Y la publicidad en vídeo bajo demanda la amplifica y puede ampliar la vida de una campaña publicidad más allá de los spots televisivos”, subraya Wesly.

El plus que el vídeo bajo demanda añade a la publicidad televisiva depende de la categoría del anunciante. Donde mejor funciona es en las marcas de bebidas alcohólicas, que logran incrementar el alcance de su publicidad televisiva hasta en un 1,33%.

Siguen a la categoría de bebidas alcohólicas los sectores de la tecnología (0,45%), las finanzas (0,44%), las bebidas no alcohólicas (0,33%), y el retail (0,19%).

El informe revela además que el vídeo bajo demanda incrementa el conocimiento de las marcas en un 5,5% y que ayuda a extender la vida de una campaña publicitaria cuando ésta deja de emitirse en la televisión.

Este efecto se deja notar fundamentalmente entre los espectadores que ven la televisión menos de 14 horas a la semana, sugiriendo, por lo tanto, que el vídeo bajo demanda es apto para complementar el alcance de la publicidad televisiva entre la audiencia no demasiado afín a la pequeña pantalla.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir