Medios

En un concurso de la televisión paquistaní un bebé abandonado es el premio gordo

En un concurso de la televisión paquistaní un bebé abandonado es el premio gordoEl famosísimo concurso televisivo El precio justo puede tener vueltas de tuerca de lo más sorprendentes. ¿Se imagina que en este programa en lugar de coches, lavadoras y frigoríficos se entregaran bebés abandonados como premio? No, no es una broma. En Aman Ramazan, una versión paquistaní de El precio justo, el premio gordo al que aspiran los concursantes es nada más y nada menos que un bebé abandonado.

Y lo cierto es que no resulta en realidad nada complicado hacerse con este singular premio. La dinámica de Aman Ramazan es muy sencilla: las alrededor de 500 personas que conforman el público aspiran a ganar premios y para ello deben responder correctamente a las preguntas sobre el Corán que les formula el presentador.

Sin embargo, a más de uno y a más de una se le quedaron los ojos como platos cuando en la última edición del programa, el presentador, Aamir Liaquat Hussain, decidió regalar un bebé a una pareja ganadora. “Me sorprendió al principio”, confesó la nueva madre, que afirmó que “no podía creer que nos diera a esta niña”, a la que decidió bautizar con el nombre de Fátima. El conductor del programa justificó el sorprendente premio entregado a la pareja con esta contundente frase: “En Navidad, Santa Claus da regalos a todos; eso es importante para los cristianos. Para nosotros, el Ramadán es un tiempo muy especial, por lo que es realmente importante hacer feliz a la gente y recompensarla”.

Según informa la CNN, los niños “regalados” por Aman Ramazan -Fátima no es la primera niña del programa, ya se entregó otra con anterioridad y en breve el concurso prevé “regalar” un niño- son encontrados por la Asociación para el Bienestar Chhipa. Su director, Ramzan Chhipa, asegura que los encuentran abandonados en la calle, en contenedores de basura y a veces mutilados por animales. “Por qué no garantizarle al bebé una vida decente y conseguirle un buen hogar?”, se pregunta Chhipa.

Aun así, no todos entienden la supuesta buena obra realizada por esta organización y el concurso Aman Ramazan. De hecho, la página en Facebook de la Asociación para el Bienestar Chhipa se ha inundado durante las últimas horas de críticas que ponen a la ONG en la picota por su supuesta falta de ética. “Los bebés no son trofeos que puedan entregarse a cualquiera”, denuncia, por ejemplo, una mujer en la página.

De todos modos, y pese a la polémica o quizás gracias a ella, Aman Ramazan, que probablemente continuará emitiéndose después del mes de Ramadán, ha pulverizado todos los récords de audiencia en la televisión paquistaní.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir