Medios

ESPECTADORES Y ANUNCIANTES, PRINCIPALES VÍCTIMAS DE LA CONTRAPROGRAMACIÓN

Aunque las prácticas de contraprogramación están prohibidas por la ley desde 1999, las cadenas de televisión hacen de ella su estrategia para desbancar a la competencia y lograr la mayor audiencia y, por lo tanto, más ingresos publicitarios.

La maniobra llevada a cabo por Telecinco el pasado jueves emitiendo la serie Los Serrano para ganar la audiencia de Antena 3 fue entendida por la Asociación de Usuarios de la Comunicación como “una burla de la Ley”.

Las principales víctimas de este baile de programas son espectadores y anunciantes y, desde la agencia de medios Carat, apuntan de que esta estrategia no es correcta tampoco para directores de marketing ni para agencias de medios. Hay que tener en cuenta que en determinadas modalidades de compra de anuncios puede haber diferencias sustanciales entre lo que el anunciante contrata y paga y lo que recibe, además de ser vistos por un público objetivo distinto al que iba dirigida la campaña.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir