Medios

G. Mascolo (Der Spiegel): ¿Por qué una revista tiene que costar menos que un Late Machiatto de Starbucks?

G. Mascolo (Der Spiegel): ¿Por qué una revista tiene que costar menos que un Late Machiatto de Starbucks?A pesar de que la mesa redonda llevaba por título “El futuro del periodismo”, el evento organizado por El País, y que convocó a los directores de cinco de los medios más importantes del mundo, giró en torno a Wikileaks. Javier Moreno, director de El País comenzó asegurando que “las revelaciones de Wikileaks son el mayor acontecimiento periodístico de los últimos años” y que gracias a ellas se han reivindicado las “habilidades tradicionales del periodista”. Según él, tal vez los medios se habían acomodado y formaban ya parte del establishment, y es posible que Wikileaks les haya hecho darse cuenta de que no estaban haciendo bien su labor de periodistas.

La primera pregunta lanzada al resto de participantes fue ¿Hemos entrado en una nueva era? Bill Keller, director de The New York Times, respondió que “Wikileaks no inventó una nueva era en periodismo, es más un síntoma de lo que está ocurriendo en los últimos años en internet”. Tampoco Sylvie Kauffmann, directora Le Monde, cree que el cablegate haya cambiado el periodismo, pero sí reconoce que “es una piedra más en la cosntrucción de la transparencia de nuestro trabajo”. Por su parte, Georg Mascolo, director de Der Spiegel, señaló la improtancia de la colaboración que hubo entre todos los periódicos y el hecho de que ahora ha quedado demostrado que todo puede ser parte de la esfera pública.

¿Qué papel jugó la prensa en la publicación de los cables? Según Mascolo, “los documentos por sí mismos no dicen nada, había que contextualizarlos”. Coincidió con él Alan Rusbridger, director de The Guardian, quien además explicó que en su diario contaron además con la colaboración de los lectores, “una especie de crowdsourcing” que les ayudó a analizar mejor los documentos y a saber en qué querían que profundizaran. Para Kauffmann, la labor más importante por parte de los medios fue la selección que se hizo de los cables, que junto con la contextualización de los mismos, logró darle la credibilidad necesaria a la información, “rehabilitando el papel del periodismo de toda la vida”.

Después de hablar sobre las presiones que recibieron, tanto por parte de los lectores como por parte de los gobiernos, y sobre la figura de Julian Assange, Moreno les invitó a hablar sobre el futuro del periodismo, tema que debía ser el principal punto de debate. Para Moreno, “las nuevas tecnologías han dado el poder a la gente de convertirse en una especie de periodistas, además de hacer que se tambalee el modelo de negocio de los periódicos. Sin olvida que ahora la opinión pública se forma en un lugar fuera de los periódicos, por lo que estamos sufriendo también un debilitamiento como instrumento de formación de opinión pública”.

Una de las manifestaciones más claras de la importancia de las nuevas tecnologías en la actualdiad es el papel que están jugando en las revoluciones que están teniendo lugar en Oriente Medio. Sin embargo, Kauffmann cree que “el poder de los neuvos medios como las redes sociales es extraordinario, pero las revoluciones no se hacen con Twitter o Facebook, sino con gente que quiere cambiar la realidad”. Rusbridger explicó que en su medio se han valido de ambas redes como “una fuente imprescindible” a la hora de cubrir estos acontecimientos.

¿Cómo ven el futuro los directores de estos grandes medios? Keller lo ve online, aunque reconoce que aún no saben cuál es el modelo de negocio adecuado. “Estamos experimentando”. Kauffmann también cree que hay futuro para el peridiodismo, aunque duda de que lo haya para los periódicos. La cuestión se centró en los modelos de pago por el acceso a los contenidos online. Mascolo señaló que ellos no cobran por la edición online, pero que sí lo hacen por la edición impresa y que incluso se han planteado subir el precio. “¿Por qué debemos cobrar menos de lo que vale un café Late Machiatto en un Starbucks?. Enviar a periodistas a los sitios es caro. Nuestra revista es muy barata. Para que haya excelencia en el periodismo, la gente debería pagar por ello”. El director de The Guardian apuntó más bien hacia la gratuidad, explicando que “los medios deben estar al lado de la información abierta, que da mucho espacio a información brindada por y para los ciudadanos”.

La clave, según la directora de Le Monde, es “transformar los periódicos para convencer a la gente de que pague por ellos onlie, y hacerla entender que lo que hacemos tiene un costo”. Rusbridger, por su parte, cerró la mesa con su defensa de por qué los medios en internet no deben ser de pago. “Tienes más poder e influencia cuanta más gente te lee. Cuanto más estés en el corazón del nuevo ecosistema, mayor influencia tendrás en todo el mundo. Espero que esta visión inspire a los jóvenes periodistas”.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir