líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Inesperado giro de guion en Netflix: Reed Hastings dimite como CEO de la compañía

Medios de comunicaciónReed Hastings es CEO de Netflix desde 1998

Reed Hastings dejará de estar al timón de Netflix

Inesperado giro de guion en Netflix: Reed Hastings dimite como CEO de la compañía

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Ted Sarandos, con quien Reed Hastings compartía hasta ahora el cargo de coCEO, será de ahora en adelante consejero delegado de Netflix junto con Greg Peters.

Sus series y películas son pródigas en enrevesados «plot twists», pero nadie supo prever el inesperado giro de guion que se ha producido en las últimas horas en el seno de Netflix. Reed Hastings, cofundador de la célebre plataforma de vídeo en streaming y CEO desde 1998, ha anunciado que deja su cargo de consejero delegado para pasar a un segundo plano como presidente ejecutivo de la compañía.

Ted Sarandos, con quien Hastings compartía hasta ahora el cargo de coCEO, será de ahora en adelante consejero delegado de Netflix junto con Greg Peters, director mundial de operaciones de la compañía.

Con Reed Hastings al frente, Netflix protagonizó una espectacular metamorfosis que la llevó a pasar de ser una modesta startup enfocada al envío de DVD a domicilio a convertirse en líder de un mercado, el del vídeo en streaming, cuyos cimientos levantó de la nada.

«Estoy tan orgulloso de nuestros primeros 25 años, y muy emocionado por el próximo cuarto de siglo que viene. Podemos hacer mucho más para entretener mejor al mundo», señala en un comunicado Hastings, de 62 años.

Hastings dirige Netflix al alimón con Ted Sarandos desde 2020, cuando ambos comenzaron a capitanear juntos el barco de la compañía. «Fue un bautismo de fuego, dada la pandemia del COVID y los problemas recientes en nuestro negocio», señala Hastings sobre su colega Sarandos. De ahora en adelante Sarandos compartirá la dirección de la compañía con Greg Peters.

Netflix sumó 7,6 millones de suscriptores en el último trimestre, pero sus resultados han sido decepcionantes en el plano financiero

El anuncio de la dimisión de Hastings se ha producido en el mismo día en que Netflix ha sacado del horno sus últimos resultados trimestrales. Tales datos vienen acompañados de una cifra extraordinariamente halagüeña: en el último trimestre Netflix añadió a sus filas 7,6 millones de suscriptores, un dato que supera con creces los 4,5 millones de clientes nuevos que esperaba inicialmente la compañía.

En el trimestre precedente, tras sufrir dos caídas consecutivas en su número de suscriptores, Netflix añadió tan solo 2,4 millones de clientes.

El abultado número de suscriptores que Netflix ha atraído en el último trimestre sugiere que el plan barato con publicidad lanzado por la compañía en noviembre podría estar teniendo un efecto balsámico en la compañía.

No todo es, no obstante, algarabía en los últimos resultados trimestrales de la empresa de Los Gatos. Y es que el crecimiento de los ingresos de Netflix se quedó muy por debajo de lo inicialmente esperado y aumentó apenas un 1,9% con respecto al último trimestre de 2021. Puede que Netflix siga atrayendo a nuevos suscriptores, pero se embolsa menos dinero con cada uno de ellos: un 2% menos que hace un año.

El capítulo referido a los beneficios no arrojó tampoco buenas noticias para Netflix. Las ganancias de la multinacional estadounidense sufrieron un prolapso del 12% en el periodo comprendido entre octubre y diciembre de 2022.

Y si nos fijamos en todo el año 2022 en su conjunto, los beneficios, que fueron de 6.100 millones en 2021, se han desmoronado un 9% hasta los 5.600 millones.

Pese a que en el plano financiero los resultados de Netflix han sido bastante decepcionantes, el notable aumento en el número de suscriptores de la plataforma y la noticia de los cambios en la dirección de la compañía han propulsado un 8% el valor de los títulos del servicio de vídeo en streaming en los parqués bursátiles.

A la optimista evolución de la cifra de suscriptores de Netflix en el último trimestre podrían haber coadyuvado estrenos como Wednesday, cuyos fans son legión en todo el mundo y se ha convertido en una de las series más populares de la plataforma, la película Puñales por la espalda: el misterio de Glass Onion y la docuserie Enrique y Meghan.

De cara a 2023 Netflix deberá bregar con la creciente competencia ejercida por Disney+ y Amazon Prime Video. De hecho, la plataforma de vídeo en streaming de Amazon está invirtiendo más de 15.000 millones anuales en producciones propias, dejando atrás los presupuestos (ya de por sí hercúleos) manejados por Netflix, que están cifrados en 13.700 millones de dólares. De acuerdo con algunas proyecciones, Amazon Prime Video podría haber adelantado ya a Netflix en la patria chica de ambas plataformas, Estados Unidos, gracias a superproducciones como Los anillos del poder.

Temas

Netflix

 

La nueva guía Beintoo para soportar las inversiones publicitarias digitales data driven del 2023AnteriorSigueinteStuart escoge a Apple Tree como agencia de comunicación corporativa

Contenido patrocinado