De consumir noticias desaforadamente a aborrecerlas

Harta de la negrura de las noticias sobre el COVID-19, cada vez más gente las evita adrede

En los inicios de la pandemia del coronavirus la gente aumentó de manera considerable su consumo de noticias, pero ahora ha comenzado a evitarlas para que no emponzoñen su estado de ánimo.

coronavirus

Autor de la imagen: wtfracca

Cuando se inició la pandemia del COVID-19, hubo un repunte muy notorio en el consumo de noticias. Sin embargo, a medida que pasan las semanas, el consumidor intenta de manera deliberada evitar las noticias sobre el coronavirus (para que éstas no mancillen su estado de ánimo). Así se desprende de un reciente estudio llevado a cabo en Reino Unido por el Instituto Reuters el Estudio del Periodismo de la Universidad de Oxford.

El 59% de las personas consultadas en el marco del informe (que se desarrolló durante la segunda semana de mayo) confiesa regatear de vez en cuando la información de los medios de comunicación (que pivota casi única y exclusivamente en torno al COVID-19). A mediados de abril este porcentaje era, en cambio, de apenas un 49%.

Más drástico es el proceder del 22% de la gente, que dice evitar siempre o muy a menudo las noticias (en comparación con el 15% de mediados de abril).

A día de hoy solo el 20% de los ciudadanos admite no eludir jamás la información que llega a sus ojos a través de los medios de comunicación.

La gente evita las noticias para no emponzoñen su estado de ánimo

La inmensa mayoría (el 86%) de quienes evitan siempre o con mucha frecuencia las noticias, lo hace para bloquear información sobre la pandemia.

El 66% elude la información sobre el coronavirus para evitar que ésta interfiera en su estado de ánimo, mientras que el 33% cree que hay demasiadas noticias y el 28% las evita porque siente que no puede hacer nada con ellas.

Entre aquellos ciudadanos que esquivan de manera activa las noticias, el 32% lo hace porque no confía en ellas. Este porcentaje pega un brinco hasta el 49% en el caso de la gente que se declara escorada hacia la derecha en el plano político.

Los ciudadanos sortean la información de manera bastante uniforme (y con solo pequeñas diferencias desde el punto de vista del la edad, el sexo, los ingresos, la educación y la orientación política).

De esta manera, las personas de entre 25 y 44 años muestras más proclives a eludir las noticias (28%) que los jóvenes menores de 25 años (19%) y los ciudadanos de más de 45 años (19%).

También las mujeres (26%) están ligeramente más propensas que los hombres (18%) a regatear la información emanada de los medios de comunicación.

Te recomendamos

Inspirational

Criteo

Informa

Samsung

Compartir