Medios

HIPOTÉTICA SANCIÓN POR LA CONTRAPROGRAMACIÓN DE TELECINCO

Nota de Prensa:

Telecinco manifiesta su perplejidad por la filtración a la prensa de una hipotética sanción contra esta compañía, cuando el ministerio tiene perfecto conocimiento de que se trata de una práctica que cometen todas las televisiones y, en cualquier caso, con bastante mayor frecuencia que esta compañía.

Resulta llamativo el interés en dar notoriedad a un cambio ocasional en la programación más estable de todas las televisiones –puesto en evidencia al llevarlo de forma extraordinaria al Consejo de Ministros-, en una postura discriminatoria contra Telecinco.

De esta manera, se propaga de forma deliberada la impresión de que esta es la única cadena que realiza cambios en su programación, cuando es precisamente la que menos lo hace.

– Telecinco destaca que la hipotética sanción no ha sido formalmente notificada, por lo que es jurídicamente inexistente.

– En caso de que sea finalmente impuesta, la sanción puede ser recurrida y finalmente revocada, como ha ocurrido en muchas otras ocasiones.

– La difusión de esta hipotética sanción obtiene ya de por sí, y de forma deliberada, un efecto sancionador, un daño que perdurará con independencia de que pueda ser anulada.

– Además, esta hipotética sanción habría sido impuesta en aplicación de una Ley que va en contra de la propia naturaleza de la actividad televisiva. Dicha Ley, que impone a las televisiones notificar, y no variar, su programación con 11 días de antelación, presenta, al menos, los siguientes defectos:

– Está en contra del principio de inmediatez, en una actividad, como la televisiva, pegada sistemáticamente a la actualidad.

– Está prevista para dar satisfacción al sector empresarial de las revistas especializadas en la televisión, que necesitan de 11 días para poder cerrar y publicar sus ediciones. No está protegiendo a los televidentes, porque no es racional pensar que planifiquen su consumo televisivo con 11 días de antelación.

– El interés de los televidentes se ve suficientemente protegido con la propia información que la televisión difunde acerca de su propios cambios de programación, porque:

– La propia televisión es la primera interesada en informar a sus telespectadores de los cambios que se introducen, con el fin de obtener la máxima audiencia de sus emisiones.

– Si de informar se trata, es indiscutible que la televisión es el mejor, más rápido y efectivo medio de comunicación; mucho más que las revistas especializadas y con mayor difusión.

Te recomendamos
En otras webs

reportaje atresmedia

Atresmedia

Highway to Sales

beon

Reportaje Manifiesto

Compartir