Medios

Intel da un paso más hacia el futuro de la televisión

Intel da un paso más hacia el futuro de la televisión El servicio de televisión con el que siempre ha soñado podría estar más cerca de lo que parece gracias a Intel. Una interfaz bien diseñada que acabe con las encorsetadas parrillas de la televisión, un control remoto más sencillo, capacidad de almacenamiento en la nube con la que puede olvidarse de las grabaciones, con algoritmos que le sugieran contenidos en función de sus gustos, una mejor sincronización con redes sociales o la posibilidad de ver contenidos al mismo tiempo que los están viendo sus amigos. Una integración sin fisuras entre la televisión tradicional y los contenidos televisivos de internet.

Ahora imagine que todo esto puede hacerse desde un bonito dispositivo con una cámara frontal. Deje de imaginar. Ya se ha creado y está en manos de un selecto grupo de personas que lo están probando en compañías de medios, agencias y, por supuesto, en la sede de Intel, Santa Clara, en California. Hace aproximadamente un año Intel creó Intel Media para desarrollar un servicio de televisión uniéndose a plataformas de vídeo en streaming como Netflix  y Hulu. Su servicio, sin embargo, sería el primero en ofrecer una gama completa de canales de televisión por cable a través de internet.

Intel no ha anunciado todavía el nombre de su televisión, así como el precio o la fecha, pero aquellos que lo han probado lo describen como un avance significativo sobre cualquier plataforma de cable o satélite existente. “Estoy impresionado, nadie esperaba que Intel fabricaría un producto como este”, afirma el director de televisión de Group M, Michael Bolonga, que ha pasado varias horas con el dispositivo.

Silicon Valley cuenta con los mejores diseñadores de interfaz a nivel mundial, pero hasta ahora los esfuerzos por aplicar lo último en experiencia de usuario a la televisión habían dado lugar a intentos fallidos, como la Google TV, Apple TV o Xbox Live. Pero parece ser que Intel, a diferencia del resto de casos, ha dedicado más tiempo y dinero para convertirse en un operador de televisión por cable en sí mismo.

Como afirmó en una conferencia en febrero el consejero delegado de Intel, Erik Huggers, no se trata simplemente de un servicio para que cualquier persona pueda disfrutar de los servicios de la televisión por cable a menor precio, sino que consiste en la creación de una nueva experiencia, más joven, rica y conectada para aquellos que deseen disfrutar de la televisión de forma similar a como lo hacen con otros dispositivos como sus tabletas o sus teléfonos inteligentes.

Courtnee Westendorf, que ya trabajó para Apple en el lanzamiento de iPod y iPhone, ha participado también en la creación de lo último de Intel, y explica que “habrá una nueva marca, pero además una conexión a Intel, que es un ingrediente de marca para los consumidores, el ‘Intel Inside, estará presente también en los ordenadores de sobremesa, portátiles y otros dispositivos”.

Nadie espera que Intel se convierta en una potencia de televisión, pero representa un reto interesante para las compañías de telecomunicaciones y de cable, que ya están dejando de ser las únicas que ofrecen estos servicios. Cada nuevo cliente que opte por la televisión de Intel será un cliente más difícil de captar para las compañías que ofrecen servicios televisivos de pago. Intel abrirá las compuertas a servicios como DirecTV, Xfinity de Comcast, FiOS de Verizon o u-verse de AT &, independientemente de su proveedor de banda ancha.

Estas compañías deben estar ya planeando su respuesta a los últimos ataques a su modelo de negocio, pero si de algo se puede estar seguros es que esta nueva competencia aspira a tener un gran crecimiento por lo que al final, los más beneficiados, serán los consumidores.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir