líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

LA AIMC Y JOSÉ ANTONIO ABELLÁN INTERCAMBIAN ACUSACIONES

Redacción

Escrito por Redacción

La polémica surgida por la manipulación basada en un trabajo de investigación de la Cope para demostrar la invalidez del Estudio General de Medios (EGM), no deja de colear. Para la mayoría, se trata de una manipulación burda en la que salen todos perdiendo: medios, anunciantes, agencias y centrales de medios. Para la Cope, ha sido un trabajo de investigación para sacar a la luz las irregularidades de un sistema que no funcionaba bien, como bien contaba hace un año en una comida de prensa de la AIMC, Carlos Lamas, director adjunto de AIMC.

En un vídeo publicado en MarketingDirecto.TV este directivo hablaba de los problemas que se le venían encima al EGM con encuestadores cada vez menos motivados, menos formados, menos pagados (pinchar aquí e ir directamente al minuto 1’10″).

Los ingresos publicitarios de radios, periódicos y revistas dependen de las cifras del EGM de cada oleada. De momento la AIMC no sabe si podrá ofrecer los datos de la primera oleada de 2006 el próximo mes de abril.

La AIMC responde a las acusaciones de la COPE

La Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC) ha informado mediante un comunicado del resultado de la Asamblea realizada el pasado 14 de marzo, en el que se detalla cómo se detectaron las irregularidades a la vez que desmienten las afirmaciones de Abellán realizadas en la COPE y otros medios de comunicación.

El efecto más significativo de la «manipulación» realizada sobre los datos de audiencia, por parte del equipo del jefe de Deportes de la COPE, José Antonio Abellán, es un «aumento artificial» del número de oyentes de sus propios programas, explica el comunicado de la AIMC, la empresa que gestiona el Estudio General de Medios (EGM).

La AIMC se remite a las declaraciones del propio José Antonio Abellán, contrastadas por la AIMC, de que había infiltrado a diferentes personas en diferentes equipos.

La Asociación explica que detectó a los infiltrados y cómo estos subvirtieron las normas que regulan las encuestas del EGM, y recuerda que el propio Abellán había afirmado que sus infiltrados «han pagado la colaboración de otros entrevistadores para adulterar las entrevistas».

Esta asociación detectó la manipulación porque los infiltrados habían consignado audiencia que no había sido declarada por los entrevistados y que también eliminaron audiencia que había sido declarada por los entrevistados, así como que forzaron las respuestas de los entrevistados, en uno u otro sentido, «rompiendo la elemental regla de neutralidad».

Todo esto, según la AIMC, ha demostrado que es posible infiltrar y manipular el EGM, pero que han funcionado los controles de seguridad adecuadamente y se ha impedido la manipulación.

Abellán asegura que el EGM no está manipulado si no mal hecho

Por su parte, José Antonio Abellán, asegura que no se ha inflado el dato de la audiencia de su programa. De hecho, en declaraciones en Marketing Directo.com afirma que sabe que no saldrán sus datos en la oleada de abril. El periodista justifica la infiltración de entrevistadores por las «sospechas fundamentadas» de que el rigor no existía en el EGM. Según explica, su trabajo ha sido «ser testigo del agujero que tienen en el EGM y saber cuál era el grado de enfermedad que tenía».

La conclusión es clara: «la manipulabilidad y falta de rigor de las encuestas provoca que los datos que de ellas se derivan no sean fiables», asegura.

Este periodista quiere dejar claro que nunca ha dicho que el EGM estuviera «manipulado, si no que está mal hecho».

Abellán precisa que la reacción del EGM, en lugar de «verificar de inmediato los procedimientos, subsanar los vicios y defectos detectados y corregir cuanto fuere necesario para asegurar que los datos obtenidos fueran totalmente fiables», ha sido hacer declaraciones antes de examinar las pruebas «crucificando al mensajero». El periodista deportivo señala que el presidente del EGM, «lejos de comprobar los datos ha preferido recurrir al insulto y a la descalificación como instrumento para ocultar o tender una cortina de humo sobre lo que realmente importa: que los mecanismos de control de las encuestas del EGM no funcionan y que, por ello, los datos que ofrecen no reflejan la realidad».

Además, enumera lo que a su juicio son «graves equivocaciones» del responsable del estudio de audiencia, entre las que destacan: «Es falso que la AIMC (responsable del EGM) o cualquiera de las entidades que realizan las encuestas hayan detectado nada, nuestro equipo de investigación ya estaba trabajando durante la tercera oleada del EGM; no se hicieron las comprobaciones o, si se hicieron, no sirvieron para detectar todos los errores que constan en las actas notariales, o lo que es lo mismo, el EGM certificó datos que no se corresponden con la verdad, dando por buenas muchas encuestas erróneas; matar al mensajero no arregla que haya quedado probado que quien era responsable de que las encuestas de la tercera oleada del EGM fueran fiables no cumplió con su trabajo, porque la excusa de que publicarán los resultados de la última oleada porque se ha descubierto nuestra investigación es insostenible».

A continuación, Abellán insta a Lozano a depurar las responsabilidades que procedan, «quizá comenzando por él mismo». Por último, insiste en que los entrevistadores infiltrados «no inflaron dato alguno de Abellán en la COPE».

Ver Video:
Vimos con Abellán (COPE) el vídeo sobre el EGM y visitamos su programa El Tirachinas

 

EL MUNDIAL DE ALEMANIA PONE NORMAS A LA PUBLICIDADAnteriorSigueinteBIJEM COLABORA EN EL TORNEO EL CORTE INGLÉS DE GOLF'06

Contenido patrocinado