Medios

La audiencia televisiva envejece más rápido que la población en Estados Unidos

La audiencia televisiva envejece más rápido que la población en Estados UnidosDurante años, entre los ejecutivos de las grandes cadenas norteamericanas de televisión parecía haber un acuerdo de tácito: una vez que sus televidentes cumplían los 50, ya no eran necesario “mimarlos”. Hoy en día, esta idea se ha desterrado por completo. Y es que sus telespectadores parecen haber envejecido de repente.

La edad media de la audiencia de los canales ABC, Fox, NBC y CBS es ahora de 51 años. Los telespectadores de estas cuatro cadenas de televisión han envejecido el doble que el resto de la población estadounidense en los últimas dos décadas, según un informe de Baseline Inc. que publica Associated Press.

“Esto debería ser motivo de preocupación, pero hoy por hoy no parece ser así”, explica Steve Sternberg, autor del estudio de Baseline Inc.

El principal riesgo del progresivo y rápido envejecimiento de la audiencia televisiva es que las cadenas se convierten así en menos atractivas de cara a los anunciantes, que son el pilar de su negocio.

En 1991, la edad media del televidente de ABC era 37 años, la del de NBC 42, la del de NBC 29 y la del de CBS 45.

Durante años, estas cuatro cadenas, a excepción de CBS, han vendido sus espacios publicitarios basándose en su audiencia de entre 18 y 49 años de edad. Tanto los telespectadores de CBS (55) como los de ABC (51) tenían edades medias por encima de esta franja en la última temporada televisiva, de acuerdo con el informe de Baseline Inc. La edad media de la audiencia de NBC era 49 y la de Fox 44.

El proceso de envejecimiento no afecta únicamente y exclusivamente a los televidentes de estos cuatro canales, claro está. La población estadounidense ha envejecido en los últimos 20 años, pero a un ritmo algo más lento. Si en 1990 la edad media era de 33 años, ahora es de 38 años.

El envejecimiento de la audiencia se deja notar, según en el informe, en las estrategias comerciales de las televisiones. Si hace unos años, la mayoría apostaba por retirar programas ya asentados en la audiencia en beneficio de otros de carácter más novedoso y “rompedor”, hoy por hoy son muy pocas las que se atreven a hacerlo.

Un ejemplo de ello es, por ejemplo, la serie de CBS Dos hombres y medio. Protagonizada por un Charlie Sheen ya entrado en años, hace una década hubiera sido candidata perfecta a desaparecer de la parrilla. Sin embargo, CBS no sólo mantiene su emisión, sino que ha aumentado los honorarios de Sheen, convirtiéndolo en el actor de comedia mejor pagado de la pequeña pantalla.

Una audiencia joven ha sido siempre el objeto de deseo de las cadenas de televisión, pero eso está cambiando, asegura Alan Wurtzel, director de investigación de NBC. No sólo hay más telespectadores de más edad, sino que los anunciantes empiezan también a reconocer que este tipo de público gasta dinero y es receptivo a sus mensajes, añade.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir