Medios

LA BBC INTRODUCIRÁ PUBLICIDAD EN SU WEB PARA EL EXTRANJERO

La cadena pública de radio y televisión británica, British Broadcasting Corporation (BBC) pretende rentabilizar la popularidad que tiene entre los usuarios extranjeros con el lanzamiento, en la primavera del 2007, de una Web específica para la audiencia extranjera que incorporará publicidad (bbc. com).

Según datos de la Corporación, de los 3,5 millones de usuarios que cada día visitan el portal de la BBC News, un tercio lo hace desde fuera del Reino Unido -está entre las cincuenta favoritas de los consumidores estadounidenses de noticias-. Además, las páginas online de bbc.co.uk generan más de dos millardos de impresiones al mes en el Reino Unido y otro millardo en el extranjero. Datos de los que ha tomado buena nota el departamento comercial de la corporación pública, que ha lanzado una encuesta para sondear a los usuarios extranjeros del portal la posibilidad de insertar un aviso publicitario, que se podría ubicar en la cabeza de la página, a la derecha de la información o al final de la página de acuerdo a varios modelos presentados.

Las opiniones son recogidas sólo entre los usuarios que ingresan al sitio desde el exterior del Reino Unido ya que, de incluirse avisos publicitarios, los mismos no afectarán a la página de noticias dirigida a los británicos, ya que sus servicios dentro de ese país son financiados principalmente con la venta de licencias anuales de televisión e impuestos, por lo que no hay publicidad pagada.

"La magnitud del tráfico por nuestro sitio Web confirma que tenemos la capacidad de convertir a la BBC, gracias al éxito de sus contenidos, en una marca global", ha declarado el director de estrategia del servicio mundial (BBC Worldwide), David Moody.

La futura bbc.com aceptará un "nivel limitado" de anuncios y, según sus promotores, vetará la publicidad "inapropiada". El canal de televisión BBC World, que ya emite fuera de territorio británico con publicidad, servirá de modelo para esta iniciativa que, de recinir la votación favorable de los usuarios con respecto a la inclusión de publicidad, debe contar todavía con la aprobación del nuevo organismo de control y gestión del ente (el BBC Trust, sustituto del consejo de gobernadores).

Pero bbc.com no se quedará aquí. Con el tiempo ofrecerá la posibilidad de que el consumidor extranjero descargue programas de radio y televisión en su ordenador -hasta siete días después de su emisión-, una aplicación que ya está ensayando con los usuarios del Reino Unido sin cargo alguno.

Estos planes provocan el recelo de los grupos privados, quienes critican que la BBC intente capitalizar unos contenidos y programación que se financian con fondos públicos. Según ellos, la inclusión de publicidad en la nueva Web supone una competencia desleal en un sector especialmente sensible por su rápido crecimiento. Pero Moody alega que el servicio mundial de la BBC está investigando si puede obtener ganancias con la audiencia extranjera, que serían invertidas en la mejora de la calidad de los programas de la corporación, para beneficio del público británico.

Ambos argumentos serán debatidos durante las negociaciones en curso para renovar la licencia de la BBC hasta el 2016, que ya ha sido aprobada por el Gobierno de Tony Blair, pero cuyas condiciones aún deben ser sometidas al escrutinio parlamentario. Las voces que cuestionan el pago de un canon a la televisión pública aún son minoritarias, pero crecientes. En pleno proceso de reconversión, tras anunciarse un recorte de casi 4.000 trabajadores (de un total de 28.0000), y con los sindicatos en pie de guerra a causa de la actual revisión a la baja del sistema de pensiones, el ente redobla esfuerzos para reinventarse. Por ello, sus nuevas aventuras con fines comerciales han llevado a más de un analista a preguntarse si la BBC no estará en realidad dando el primer paso hacia su autofinanciación.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir