Medios

La CNMC critica los contenidos de Atresmedia y Mediaset por sensacionalistas

La CNMC da un tirón de orejas a Atresmedia y Mediaset y considera que los contenidos de los dos grupos audiovisuales españoles pecan de sancionalismo.

CNMCLa Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) ha decidido dar un tirón de orejas a los dos grandes grupos audiovisuales del país. No es nada novedoso en sí, puesto que el organismo ya se ha pronunciado en variadas ocasiones contra el mal uso de la publicidad de Atresmedia y Mediaset. Pero algo es diferente en esta ocasión.

La CNMC ha decidido hacer una evaluación de la propia calidad de los contenidos, en lugar de quedarse en la mala o excesiva utilización de la publicidad o el abuso de posición de dominio. Hasta ahora, la Comisión solo había incidido en la calidad de los contenidos emitidos cuando se trataba de proteger a los menores, como recuerda Expansión.

Ahora, la CNMC considera que los contenidos emitidos por los dos grupos pecan de sensacionalismo. De esta forma, el organismo emite un requisimiento en el que amenaza a Atresmedia y Mediaset con la posibilidad de abrirles expedientes sancionadores si no dejan de emitir este tipo de contenidos.

Este requerimiento tiene como origen una queja por el tratamiento informativo en el caso de Gabriel, el niño cuyo asesinato el pasado mes de febrero conmocionó a todo el país. La queja se refiere especialmente al papel que se otorgó al sospechoso inicial, que fue posteriormente exculpado. La denuncia fue presentada por el Consejo Audiovisual de Andalucía.

“El tratamiento informativo de los sucesos que despiertan interés en la sociedad no debe incluir hipótesis o conjeturas sobre posibles culpables cuando se identifica a estos o se dé información que permita identificarlos. Tampoco se deben difundir rumores, especulaciones o informaciones no contrastadas. Ni siquiera cuando forme parte de un contenido de entretenimiento y no meramente informativo”, señalan desde la Comisión.

La CNMC exige a los dos grupos “que en sus programas tipo magacín y tertulias eviten la emisión de contenidos que puedan suponer incitación al odio, respeten el honor, la intimidad y la propia imagen de las personas y el deber de diligencia en la comprobación de la veracidad de la información”.

Unas obligaciones que vienen recogidas en el artículo 4, concretamente en sus apartados 2, 4 y 5, de la Ley 7/2010, de 31 de marzo, General de Comunicación Audiovisual.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir