líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

LA COPE PONE EN ENTREDICHO LA VALIDEZ DEL EGM

Redacción

Escrito por Redacción

Hacía tiempo que la Cope mostraba su descontento y asombro por las cifras de cada oleada del Estudio General de Medios (EGM), que realiza la Asociación para la Investigación de los Medios de Comunicación (AIMC).

Varias personas contratadas por la Cope, dirigidos por José Antonio Abellán, director de deportes de la cadena, se habían infiltrado y falsificado la encuesta para demostrar que el EGM es «una chapuza». Esta investigación comenzó en septiembre y los pormenores pueden leerse en este acta notarial publicada en Libertad Digital. Según el periodista, que explicó todo el proceso en el programa La mañana de la misma emisora, reclutaron entrevistadores en 19 ciudades distintas para desacreditar el trabajo de campo del que salen los datos del EGM. Según este relato, las encuestas no se cumplimentaban con datos reales, los formularios se rellenaban parcialmente y casi sin control y sólo se supervisaba el 4% de las encuestas. «El EGM es una farsa ya que sus datos no se corresponden con la realidad puesto que es fácilmente manipulable», aseguró Abellán. La Cope ha pedido la «inmediata» puesta en marcha de una auditoría sobre el sistema de medición de audiencias que usa el EGM.

Carlos Lamas, director adjunto de AIMC, ha negado todas estas acusaciones a MarketingDirecto.com, argumentando que se trata de «un brutal ataque en el que han manipulado los datos y mentido». Esta asociación ha decidido incoar expediente de sanción a la cadena Cope con propuesta de expulsión por «faltas muy graves», y como medida cautelar omitirá temporalmente su dato de audiencia. Según informa la AIMC, se abre un plazo de quince días para que la Cope pueda presentar las alegaciones que considere oportunas, y a su vencimiento la asociación tomará la decisión final sobre el expediente de expulsión.

Reacciones
Casi todas las asociaciones y medios se han puesto de lado de la AIMC, aunque consideren que el EGM tenga fallos en su elaboración.

La Asociación Española de Radiodifusión Comercial (AERC), que agrupa a la radios privadas, difundió un comunicado en el que mantiene que la acción de la Cope es «un ataque a las normas de transparencia que rigen el mercado publicitario español».

La Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) ha acordado exigir responsabilidades y se ha reservado el derecho de plantear demandas por los daños posibles.

La Asociación Española de Anunciantes ha respaldado el trabajo de la AIMC: «Es un organismo en el que creemos y está avalado por toda la industria publicitaria».

La Asociación Nacional de Empresas de Investigación de Mercado y Opinión Pública (Aneimo) ha hecho pública su indignación y apoya todas las acciones, entre ellas la investigación interna que permita descubrir el alcance real del intento de fraude.

El diario Abc dedicó su editorial del domingo, titulado Los obispos tienen un problema, a arremeter contra la postura adoptada por la emisora de la Conferencia Episcopal:

[…]episodios tan graves como la suplantación del presidente del Gobierno en una supuesta e irresponsable conversación telefónica con el jefe del Estado de Bolivia o la infiltración de encuestadores pagados para desacreditar de modo inadmisible, y seguramente ilegal, el Estudio General de Medios, demuestran que algunos de los profesionales al servicio de la COPE no se sienten vinculados al ideario de ese medio, cuyos propósitos editoriales quedan también desmentidos a diario mediante la práctica de un seudoperiodismo en el que impera el exabrupto, el insulto, la descalificación personal y el mayor de los sectarismos[…]

Por otro lado, El País ha recogido la polémica desde el punto de vista de que la Cope ha querido manipular los resultados, mientras que El Mundo ha destacado que se ha tratado de una investigación para mejorar el sistema del EGM y no una manera de manipular los datos a su favor.

 

NACE ÁNYMUS, UN ESPACIO PARA BOHEMIOS CON TENDENCIAS FUTURISTASAnteriorSigueinteUN ANUNCIO DE PLAYSTATION, RETIRADO DEL METRO DE LONDRES

Contenido patrocinado