líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Medios de comunicación

La "crisis del pepino" en los medios alemanes: ¿información o sensacionalismo?

La grave crisis sanitaria provocada en Alemania por la bacteria mortal E.coli, atribuida inicialmente a pepinos españoles, está copando cientos de titulares en los medios alemanes. “Bacteria asesina” titula, por ejemplo, el tabloide Bild. Los habitualmente más “contenidos” semanarios Focus y Stern no contribuyen tampoco a la calma con sus titulares: “¿Hasta qué punto es peligrosa la ‘comida saludable’?” y “Carrera contrarreloj”. ¿Se están dejando llevar los medios de comunicación en Alemania por el sensacionalismo o hay razón para la alarma? Para arrojar algo de luz sobre esta cuestión, Horizont ha entrevistado a varios expertos en comunicación, que dan su visión sobre el tratamiento informativo de esta crisis sanitaria.

“La infección existe, su origen y propagación no están claras, los médicos recomiendan medidas de higiene y todos podemos estar potencialmente afectados por la bacteria”, explica Bernd Blöbaum, profesor de comunicación de la Universidad de Münster. “Estos hechos justifican por sí solos una especial atención periodística”, añade. La manera elegida por cada medio para abordar esta crisis es, según Blöbaum, una “cuestión de estilo”. “La manera de cubrir la crisis refleja la diferente personalidad de los medios, que va desde la extrema dramatización de los hechos a la sobriedad informativa”, subraya.

La opinión de Blöbaum es compartida también por Hans-Mathias Kepplinger, profesor de investigación empírica de comunicación en la Universidad Johann Gutenberg de Maguncia. Kepplinger reconoce, de todos modos, cierta tendencia general al amarillismo en el seguimiento informativo de la crisis sanitaria provocada por el E.coli. Esta bacteria se ha cobrado hasta ahora la vida de 17 personas, una cifra relativamente baja si la comparamos con la de personas que pierden a diario la vida por enfermedades cardiovasculares, apunta.

Por su parte, Jo Groebel, director del Instituto Digital de Alemania, alerta del peligro que supone contemplar la crisis del E.coli única y exclusivamente como una “alarma” fabricada por lo medios de comunicación. “Existen datos objetivos que no invitan precisamente a la tranquilidad”, subraya. A la hora de abordar esta crisis sanitaria, los medios deben cumplir con su función de informadores. “Es mejor que el pánico mediático contribuya a la prevención que la ausencia de información haga aumentar el número de infectados”, señala.

Antonio Núñez: "La estrategia del pingüino"AnteriorSigueinteFélix Ruíz (III Día A cdec): "Tuenti está dando los primeros pasos de una televisión a la carta"

Noticias recomendadas