Medios

La era del consumo de medios y el individualismo

La era del consumo de medios y el individualismoHay una famosa frase del filósofo canadiense Marshall McLuhan que con frecuencia aparece en las columnas de muchos medios. “El medio es el mensaje” ha sido citada tantas veces que su uso casi es un cliché, y la gente suele intentar explicarla e interpretarla de muy diversas maneras.

Pero mirando más allá de estilos de escritura, metáforas, y posibles interpretaciones, el punto clave de lo dicho por McLuhan es que, mientras nos distraemos por el contenido, podemos pasar por alto otros cambios y desarrollos que está sufriendo el propio medio en si.

Y esto se aplica más que nunca cuando hablamos de teléfonos móviles. Hemos llevado teléfonos en el bolsillo desde hace años, y durante este tiempo hemos estado absortos con el contenido que podíamos transmitir con estos. Hace relativamente poco tiempo la gente ha comenzado a prestar atención al mundo multi pantalla en el que ahora nos encontramos.

McLuhan utilizó su famosa frase en 1964, y casi 50 años después aquí estamos con nuestros móviles para consumir y experimentar más los medios que nunca antes. Gastamos enormes cantidades de tiempo en internet móvil, en juegos, medios y aplicaciones. Las discusiones iniciales sobre el impacto de las pantallas móviles sobre los medios de comunicación más tradicionales, como la televisión, parecen haberse apagado. Resulta que los espectadores no cambian de una pantalla hacia otra, sino que miran más hacia todas, a menudo simultáneamente.

Los medios tradicionales que durante tanto tiempo han confiado en la publicidad de un solo sentido se encuentran ahora con un cambio en el equilibro de poder, desplazándose hacia el consumidor. Las audiencias son leales al talento o el contenido, pero no al canal.

En la era de las pantallas múltiples, los anunciantes y las marcas tienen que concentrarse en esto.

Las audiencias de los nuevos entornos de venta online a menudo son conducidas allí por medios sociales, rechazando cada vez más la homogeneización de experiencias. A través de sus dispositivos móviles extraordinariamente poderosos y fáciles de usar, ya no quieren ser una simple audiencia pasiva, y demandan ser protagonistas de sus propias historias, con el mundo en sus bolsillos. ‘La era de la telefonía móvil’ ha llegado, y está evolucionando minuto a minuto.

McLuhan, en sus póstumamente publicadas Leyes de los Medios, describe los efectos sobre la sociedad de cualquier medio, generalmente nuevo, y establece algunas preguntas que debe realizarse a si misma. ¿Qué mejora este medio? ¿Qué se convierte en algo obsoleto por este medio? ¿Y qué recupera este medio que ya estaba obsoleto?

Al entrar en la siguiente fase, se pueden aplicar estas preguntas de McLuhan al ámbito móvil. Si aceptamos que incluye todas las pantallas portátiles, obtenemos las siguientes respuestas: el móvil mejora la conectividad, con interacciones en tiempo real y personalizando la experiencia del usuario. Revitaliza la industria de la impresión editorial, aunque sea en formato digital, y cuando se lleva a los extremos el canal móvil se convierte en un canal de consumo personalizable. Un canal hiper individual, socialmente potente, donde podemos cazar nuestro propio contenido, reinventarlo, formatearlo y volver a publicarlo.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir