Medios

La estrategia del miedo de Telecinco contra Pablo Herreros, ¿funcionará?

La estrategia del miedo de Telecinco contra Pablo Herreros, ¿funcionará?Si la industria mediática, tal y como la conocemos hoy, ya lo tenía complicado para sobrevivir, los nuevos acontecimientos en el caso ‘La Noria’ y Pablo Herreros parecen confirmar la peor de las sospechas: los medios están muy perdidos frente al nuevo panorama.

Desde que se hiciera pública la demanda de Telecinco contra Herreros, periodistas, expertos y usuarios se han estado preguntando qué motivos han podido llevar a la cadena a revivir un caso que ya estaba prácticamente olvidado y que ya el año pasado afectó profundamente a su imagen y terminó provocando la retirada de uno de sus programas estrella: ‘La Noria’.

“¿Acaso no conocía Telecinco la fuerza de la red? ¿Eran sus directivos, llanamente, estúpidos?”, se pregunta Susana López-Urrutia en su blog. Aunque añade: “mirada con lupa, sin embargo, la cuestión es cuanto menos sospechosa: quizás en esta ocasión, al contrario de lo que dice el refrán, la estupidez no sea sino maldad. O, lo que es incluso peor, estemos ante un caso de maldad y estupidez”.

Y es que la lógica nos llevaría a pensar que, después del declive económico y de imagen que sufrió Telecinco ya hace un año después del éxito de la iniciativa lanzada por Pablo Herreros, Telecinco habría abordado todo este tema de forma discreta. Pero la filtración de la noticia en El País y todo el ruido que se ha generado en la red a raíz de estas informaciones apuntan a todo lo contrario.

En su demanda, la cadena de Mediaset es clara: 3 años de cárcel y 3,7 millones de euros por las pérdidas provocadas por la retirada de anunciantes. Unas cantidades que asustan a cualquier ciudadano, especialmente familiarizado con el uso de las redes sociales, y que precisamente parece querer apuntar en esa dirección: “Telecinco parece estar queriendo lanzarnos un mensaje que reza ‘quien se mete conmigo la paga”, afirma López-Urrutia.

Para la Asociación de Consumidores de Medios Audiovisuales de Cataluña (TAC) la querella “es una táctica para infundir el miedo a todo aquél que se atreva a denunciar su modelo de negocio, que se lucra, a menudo, con el dolor ajeno, las miserias humanas y la intimidad de las personas”. Es un intento de Telecinco por “elevar las barreras de entrada a quien quiera plantear una protesta o actuación contra ellos”, añadía Enrique Dans.

Es cierto que situar a Pablo Herreros en semejante posición puede provocar un efecto totalmente contrario al que Telecinco querría pretender. Si el juez se inclina a favor de Telecinco, Herreros se convertiría en una víctima, o incluso en un héroe. Pero, al mismo tiempo, se trata de una gigantesca empresa, con todo tipo de recursos, frente a un hombre para el que el mero proceso judicial, sumado a todo lo experimentado ya a lo largo de este último año, supondrá un desgaste increíble. “Para quienes piensen que es fácil implicarse en causas de éstas, que sepan que lo que haces en la vida tiene consecuencias para tu propia vida”, recordaba el propio Pablo.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir