Medios

Comunicado de la FAPE

La FAPE rechaza el señalamiento de periodistas por parte de Iglesias y Echenique

Para la Federación de Asociaciones de Periodistas de España, el señalamiento de periodistas afecta directamente al derecho a la libertad de expresión.

FAPE

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) manifiesta su rechazo al señalamiento de periodistas por parte de Pablo Iglesias y de Pablo Echenique. Se trata, aseguran, de un "intolerable intento de intimidación para impedir el libre ejercicio del periodismo, clave para asegurar el derecho de información de los ciudadanos".

Según la federación, el señalamiento de periodistas afecta directamente al derecho a la libertad de expresión, pilar irrenunciable de la democracia que debe ser respetado y garantizado, en especial por aquellos que ejercen responsabilidades de gobierno, en el caso de Pablo Iglesias, y parlamentarias, en el caso de Pablo Echenique.

"En un Estado de derecho como el nuestro, es inadmisible que se trate de coartar la independencia de los periodistas recurriendo a la estrategia de los señalamientos, una estrategia que, amplificada en las redes, resulta muy dañina, ya que pretende debilitar el prestigio y la credibilidad de los profesionales de la información", señalan en el comunicado emitido el lunes.

La FAPE, asociación profesional de periodistas de España que cuenta con 49 asociaciones federadas y 17 vinculadas, manifiesta su solidaridad con los periodistas afectados. Asimismo, defiende que la mejor forma de responder a estas estrategias es con información veraz, verificada y contrastada con fuentes fiables.

Ayer martes 7 de julio, la Federación de Asociaciones de Periodistas de España volvió a emitir un comunicado en el que  "rechaza rotundamente el nuevo ataque de Pablo Iglesias a los periodistas y considera gravísimo que desde la Vicepresidencia del Gobierno se juzgue natural que se les insulte en las redes sociales". La FAPE reitera así el comunicado difundido el lunes, al que añade que los representantes públicos están obligados a defender el libre ejercicio del periodismo como un elemento fundamental de las democracias.

"Es evidente que los periodistas, como todos los ciudadanos, no están exentos de la crítica a sus opiniones, pero lo que está haciendo el vicepresidente no es animar a que se ejerza ese derecho a la crítica. Lo que está haciendo es animar al insulto con un objetivo muy claro: coaccionar e intimidar al periodista para impedir que ejerza libremente su profesión", finalizan.

Modificado el 7 de julio de 2020 con el nuevo comunicado.

Te recomendamos

Living Marketing

Mousee

Outbrain

Adecco

Podcast

Compartir