líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La industria de las revistas une fuerzas para garantizar resultados en la publicidad impresa

revistas magazinesDe un tiempo a esta parte la industria de las revistas cada vez ha estado más enfocada en su alcance digital y en la mejora de esta área. Pero ahora, diversos actores de este sector en Estados Unidos están poniendo en marcha una nueva jugada conjunta en un intento por contrarrestar los años de disminución de ventas de los anuncios impresos.

Así nace «Print Magazine Sales Guarantee», un programa con el que la industria se compromete a garantizar que las páginas publicitarias lograrán resultados de ventas para las marcas. De lo contrario, si los resultados no se materializan, a cambio le darán espacio publicitario gratuito o un reembolso.

Detrás de este programa se encuentra el jefe de la asociación que acoge a los actores del sector, Association of Magazine Media (MPA). Sus miembros incluyen a Time Inc., Conde Nast, Meredith Corp., o Hearst Magazines, entre otros, aunque la entidad ha rechazado identificar a los editores que son parte del programa y se ha limitado a decir que alcanza al 75% de los lectores de revistas. Portavoces de Time Inc. y de Condé Nast ya han revelado que sus empresas están participando, mientras que el resto aún no se ha pronunciado para cofirmar ni desmentir.

«Tenemos confianza en nuestro producto, su futuro y el papel único que las revistas impresas juegan en nuestro ecosistema multiplataforma para impulsar el ROI y elevar las ventas de las marcas de los anunciantes”, dijo Stephen Lacy, presidente y CEO de Meredith Corp. y presidente de la junta directiva de MPA.

El programa está destinado a contrarrestar el largo declive de consumidores de revistas en las páginas de anuncios, que desde 2005 no ve un incremento anual.

Un anunciante puede recibir un nueva garantía si el producto que está promocionando viene de una categoría como alimento envasado, un área en la que empresas de investigación externa como Nielsen siguen muy de cerca. El anunciante también debe comprar suficientes páginas para alcanzar el equivalente a 150 puntos de rating brutos entre los consumidores adultos durante más de 12 meses, así como que debe poner en marcha con el editor una campaña más grande que en el año anterior.

 

Ryanair, la aerolínea que no amaba a sus clientes, es un prodigio de la rentabilidad (otra vez)AnteriorSigueinteIKEA apuesta por la diversidad familiar en su última campaña con guiño al colectivo LGTB

Noticias recomendadas