Medios

La industria publicitaria teme que las fusiones televisivas lleven a un duopolio

La industria publicitaria teme que las fusiones televisivas lleven a un duopolioEl mercado publicitario español es bastante limitado, y mucho más en el caso de la televisión, en el que hay muchas operadoras y muy poco espacio que repartir. Pero de producirse las fusiones entre Antena 3 y La Sexta, y si se cierra finalmente la integración entre Cuatro y Telecinco, las dos cadenas resultantes controlarían el 83% de la inversión publicitaria que se realice en televisión, informa El Economista.

Además, se consolidarían como dos grupos enormemente fuertes, algo que podría dificultar la aparición de un tercero y que iría en contra de la ley que regula las operaciones corporativas entre cadenas de televisión. Según estas reglas, para garantizar la pluralidad tienen que existir, al menos, tres grupos que compitan en igualdad de condiciones.

Por su parte, la Asociación Española de Anunciantes (AEA) ya ha manifestado su desacuerdo hacia estas fusiones alegando que, si se comercializan de forma conjunta los espacios publicitarios y las tarifas y condiciones se unifican, incrementarán aún más los precios para anunciarse en televisión. “Esto desembocará en una disminución de la calidad de los servicios publicitarios que los operadores televisivos serán capaces de ofrecer, restringiendo la libertad de elección de los anunciantes y disminuyendo la eficacia de sus campañas publicitarias”, afirma la AEA. La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) también ha advertido sobre los riesgos de que se consoliden dos grandes grupos para el mercado televisivo señalando que “las operaciones de concentración podrían favorecer la coordinación tácita entre Telecinco y Antena 3”.

Según los datos de Infoadex del primer semestre de 2010, los ingresos de las televisiones alcanzaron los 1.311 millones de euros, el 49% de la inversión publicitaria en España que en total sumaba 2.680 millones. El 83,6% de esta cifra, es decir, 1.096 millones, correspondía a los cuatro grandes canales: Antena 3, Cuatro, Telecinco y La Sexta.

Además, Telecinco y Antena 3 gestionan la publicidad de varios canales digitales, algo que complica aún más la situación. Aunque la cuota de mercado es pequeña, estas operaciones otorgan aún más poder a estos dos grupos. Tanto, que la CNC ha abierto un expediente a Atres Advertising, junto con The Walt Disney Company Iberia y Veo Televisión porque existen “indicios racionales” de posibles pactos de fijación de tarifas y descuentos.

Pero a esto hay que sumar la transformación que está sufriendo el sector. Por un lado, la supresión de la publicidad en TVE ha disminuido la oferta de espacios comerciales y las televisiones privadas han aprovechado para subir las tarifas. Para ello, se ha impuesto por ley una limitación de inserciones publicitarias en las parrillas, algo que hará que sigan subiendo los precios, llegando a un momento en que no todo el mundo podrá anunciarse en televisión, según comentan en el sector.

Por otro lado, hay que tener en mente un nuevo conflicto, la publicidad en las televisiones autonómicas. A pesar de se reclama que la televisión en estos canales también debería eliminarse de sus parrillas, en el primer semestre de este año ingresaron 148 millones de euros, algo que también ha sido propiciado por el efecto de la salida de RTVE del mercado publicitario. Si finalmente se elimina la publicidad de estas cadenas por su carácter de servicio público, liberarían un 10% más del sector publicitario televisivo.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir