Medios

La oferta de compra de Comcast a Time Warner, cada vez se ve más difusa

bandaanchaEl acuerdo de compra de Comcast y Time Warner vuelve a chocarse con un muro. Esta vez ha sido la redefinición de la banda ancha en EEUU la que pone obstáculos a la operación de Comcast, la compañía proveedora de internet banda ancha, televisión por cable y teléfono más grande en Estados Unidos, de comprar Time Warner por 45.000 millones de dólares.

El regulador de las comunicaciones de EEUU aprobó ayer, con 3 votos a favor y 2 en contra, la definición de la banda ancha como un servicio de internet con una velocidad de descarga mínima de 25 megabits por segundo, frente al límite anterior de 4 megabits.

Este cambio supone que el número de familias que no tiene capacidad de elegir a su proveedor de servicios de banda ancha pasará del 19% a más de la mitad. Por esto, la decisión de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) afecta de forma feroz a la oferta lanzada por Comcast a TWC, ya que cambia completamente el panorama de la banda ancha estadounidense, dejando a Comcast apenas sin competencia.

"Comcast podría alegar que se encuentra en intensa competencia con otros operadores, pero sería un poco como decir que los New York Yankees están compitiendo con equipos de baloncesto de institutos. A grandes rasgos, hacen lo mismo, pero la velocidad y capacidad difieren completamente", ha explicado Susan Crawford, codirectora de Berkman Internet Centre de la Universidad de Harvard.

"Esta redefinición es un reflejo de la realidad que viven la mayoría de los norteamericanos, para los que la única elección de proveedor de banda ancha es el monopolio del cable", ha criticado Crawford. También se han oído voces críticas desde la Asociación nacional del cable y las telecomunicaciones, que ha calificado la decisión de "arbitraria" y de "claro esfuerzo para justificar y ampliar los límites de la propia autoridad de la FCC".

384c748a3c82212024818f603919b3ab

La FCC defiende su decisión afirmando que la proliferación de dispositivos móviles, el videostreaming y las "el internet de las cosas" hacen que el usuario necesite velocidades superiores.

Con este cambio, ahora depende del Departamento de Justicia decidir si el acuerdo entre Comcast y TWC es contrario a las normas de competencia, mientras que FCC determinará si existe un interés público.

La oferta se está alargando más de lo esperado. Aunque Comcast esperaba cerrar el trato a finales del año pasado, ayer amplió el acuerdo de fusión con TWC seis meses más, hasta el 12 de agosto. Esto para los inversores no genera seguridad de ningún tipo, que cada vez apuestan con más fuerza que el acuerdo se desmoronará en medio de la interminable revisión normativa y la postura cada vez más enérgica que mantiene el presidente Obama en torno a las cuestiones digitales.

Desde que Obama reclamara a los operadores de banda ancha su reclasificación como empresas de servicios públicos, ayer la diferencia entre el valor de la oferta de Comcast y el precio de las acciones de Time Warner Cable fue la más amplia, alcanzando el 11,1%.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir