Medios

"LA PRENSA DIARIA HA ENTRADO EN UNA FASE DE RECUPERACIÓN ECONÓMICA"

Nota de Prensa:

José María Bergareche, presidente de la Asociación de Editores de Diarios Españoles, aede, ha destacado hoy que "los diarios han entrado en una fase de recuperación económica, gracias a las rigurosas y acertadas medidas de gestión acometidas por las distintas empresas desde 2001". El presidente hizo estas declaraciones en su discurso de presentación del Libro blanco de la prensa diaria 2005, elaborado, bajo el auspicio de aede, por las instituciones independientes Deloitte, IESE, y Carat.

En esta ocasión el Libro blanco presenta por primera vez una previsión de resultados del ejercicio a partir de datos provisionales remitidos por las empresas a la Asociación. Bergareche destacó que, sobre esas previsiones, "los diarios de pago alcanzarán en 2004 un resultado de explotación de 340,65 millones de euros, con una alza del 16,33 por ciento respecto al año anterior". Además, sobre cuentas anuales definitivas el resultado de explotación de los diarios ascendió a 292,83 millones de euros en 2003, con una subida anual de un 21,54 por ciento. En este año y el pasado el resultado de explotación acumulado ha crecido un 41,38 por ciento.

Bergareche informó también de que en 2003 el beneficio neto de los periódicos españoles fue de 208,08 millones de euros, un 42,35 por ciento más que el año anterior. "La recuperación económica de los diarios se combina con el mantenimiento de la difusión y con los incrementos en lectores y audiencia durante 2003", dijo. España es el único país de entre los quince primeros miembros de la Unión Europea que mantiene una difusión similar a la de 1996, mientras que en el conjunto de esos quince países se han perdido casi siete millones de ejemplares diarios de difusión en el mismo periodo.

El presidente de aede se refirió también en su alocución a la necesidad urgente de acometer planes de fomento de la lectura para jóvenes. "Entendemos que los bajos índices de lectura entre jóvenes suponen ante todo un gravísimo problema cultural", indicó. "El índice de difusión de periódicos en España bordea desde hace muchos años el nivel de subdesarrollo establecido por la Unesco", y en el reciente Informe Pisa de la OCDE sobre comprensión de la lectura entre jóvenes de quince años "España vuelve a estar a la zaga, sólo por está delante de Portugal, Italia y Grecia y a la par con Luxemburgo.

Bergareche recordó que la OCDE destaca entre sus conclusiones que el 21 por ciento de los españoles de quince años no alcanza el nivel básico de lectura y comprensión de textos escritos, y se han perdido posiciones a nivel general respecto a 2000. Relacionó esa cuestión con la demanda de los editores para que se reduzca el IVA de los periódicos desde el cuatro por ciento actual a la media comunitaria del dos por ciento e incluso al cero, y reiteró en nombre de los editores que "estaríamos dispuestos a financiar muchas de las medidas de apoyo a la lectura juvenil de periódicos con los ahorros que se producirían de una reducción inmediata del IVA".

En la presentación intervino también Ignacio M. Benito, director general de aede, quien también se refirió a la consolidación de la recuperación del sector en 2003 y su continuación en lo que llevamos de 2004 en el que se están produciendo aumentos en la inversión publicitaria. "La publicidad en los diarios de pago crece pero lo hace más despacio que en el resto de los medios de comunicación convencionales. Para aede reforzar nuestra cuota de negocio publicitario debe seguir siendo un objetivo estratégico, y seguiremos trabajando para conseguirlo".

Añadió que el Libro Blanco de 2005 incluye por primera vez un estudio para aumentar la audiencia de prensa entre mujeres, realizado por Carat a petición de aede. El estudio considera factible captar a un millón y medio de nuevas lectoras de periódicos a corto y medio plazos, para lo que recomienda tres medidas complementarias y contrastadas en otros países: modificar los contenidos actuales, sobre todo los días laborables, para incluir temas más afines a las mujeres; complementar los periódicos actuales mediante suplementos dirigidos específicamente a la mujer, una medida que Carat considera de bajo riesgo y de alta efectividad, y lanzar nuevos periódicos de calidad o sensacionalistas dirigidos específicamente a las mujeres, un modelo mucho más arriesgado según la consultora.

Notable recuperación económica
Para Deloitte, consultora que ha realizado el estudio económico y financiero del sector, los resultados de 2003 y las estimaciones de 2004 suponen "una notable recuperación económica desde la perspectiva de la cifra de negocio". Dicha evolución pone punto final a la "disminución significativa" de los ingresos de explotación sufrida por los diarios en 2001, en línea con la desaceleración económica general, y "denota claramente que los diarios han sabido remontar la crisis y ser capaces de aumentar considerablemente sus fuentes de ingresos por venta de ejemplares y publicidad".

El alza acumulada del 41,38 por ciento en el resultado de explotación durante 2003 y 2004 obedece fundamentalmente al crecimiento del 11,5 por ciento de los ingresos por ventas de ejemplares durante el año pasado. Como la difusión se mantuvo prácticamente invariable ese año, el incremento de los ingresos por ventas obedece a las subidas de precios de algunos medios, al mejor comportamiento de los suplementos semanales que se encartan en diarios y "en buena medida al efecto de las promociones".

La recuperación sectorial permitió también que en 2003 los costes de personal se incrementaran aproximadamante un cinco por ciento. Volvieron así a aumentos superiores al Índice de Precios al Consumo, algo que no sucedió en los dos años anteriores. El coste medio por trabajador pasó de unos 48.360 euros en 2002 a unos 50.390 euros el año pasado, un 4,2 por ciento más, mientras que la plantilla total de los diarios aumentó un 0,8 por ciento, desde 11.323 a 11.415 profesionales.

En cuanto a la segunda gran partida de ingresos, la venta bruta de publicidad, experimentó un aumento del 5,88 por ciento en 2003 y crecerá en torno al 6,4 por ciento este año. Aun así, la inversión neta, una vez descontados descuentos, experimentó una caída real del 2,3 por ciento en el sector de diarios y del 0,8 por ciento en el de suplementos semanales de diarios en 2003.

De este modo, si la inversión total en medios convencionales ascendió ese año a 5.571,04 millones de euros, con una subida anual del 3,1 por ciento, los diarios con sus suplementos ingresaron 1.601,90 millones de euros en el mismo periodo, con un descenso anual del 2,2 por ciento.

En el Libro blanco aede alerta sobre la gravedad de esa atonía específica que los anunciantes muestran sobre la prensa, y reclama como mayor necesidad del sector atajar cuanto antes esa pérdida de cuota publicitaria, "porque resulta vital para mantener la salud financiera de los diarios a medio plazo".

En cualquier caso, la asociación avanza también que, según datos de Infoadex, en el primer semestre de 2004 los diarios incrementaron un 5,3 por ciento sus ingresos publicitarios, con lo que parecen dar los primeros pasos hacia la recuperación de mercado publicitario, si bien en el conjunto de medios convencionales el alza en esos seis meses fue del 10,5 por ciento, más del doble.

España conserva las cifras de 1996, frente a la pérdida de casi siete millones de ejemplares en el conjunto de Europa.
Los diarios de pago mantienen difusión
y suben en lectores y audiencia.

La difusión de los 136 periódicos españoles de pago existentes ascendió en 2003 a 4,185 millones de ejemplares diarios, veintidós mil ejemplares y un 0,6 por ciento más que el ejercicio anterior, según el Libro blanco. Para los autores, la verdadera trascendencia de dicha cifra radica en que "pone freno a la caída iniciada en 2002", y mantiene a España al margen de la fuerte caída de la difusión en los quince primeros países miembros de la Unión Europea, que han perdido un promedio de casi siete millones de ejemplares diarios desde 1996 hasta 2003, equivalentes a un descenso total del 8,2 por ciento.

La mínima subida de la difusión de los periódicos el año pasado mejora de forma mucho más significativa en número de lectores y audiencia total de diarios. En ambos capítulos se han obtenido las mejores cifras de la historia, con 13,131 millones de lectores, un 5,5 por ciento más que el año anterior, y con una audiencia total de 19,362 millones de ejemplares diarios leídos, con una alza anual del 9,2 por ciento. Simplificada al máximo, la diferencia entre lectores y número de ejemplares leídos (audiencia) implica que más de seis millones de lectores leen habitualmente más de un diario.

aede concede especial importancia al aumento del número de lectores de periódicos en setecientas mil personas. Al no haberse vendido muchos más ejemplares en 2003, se argumenta que ese incremento de lectores podría deberse bien a un crecimiento de lectores en las familias y en los lugares de trabajo y ocio, bien "a una mejora en los sistemas de medición, control y seguimiento empleados por el Estudio General de Medios".

En cualquier caso, el incremento citado ha permitido elevar la tasa de penetración de lectura de diarios entre mayores de catorce años desde el 35,8 por ciento de 2002 hasta el 37,3 por ciento del año pasado, mejor cifra de los últimos seis años.

Durante 2003 la participación de la mujer como lectora de diarios aumentó medio punto, al pasar del 37,2 al 37,7 por ciento, cifra insuficiente para aede, que se había fijado como objetivo a corto plazo que cuatro de cada diez lectores sean mujeres, algo que ya ha comenzado a ocurrir en la prensa de información general. Parece haberse detenido además el envejecimiento de los lectores, cuya edad media pasó de 42,6 en 2002 a 42,7 años en 2003, una décima prácticamente inapreciable frente a los precedentes y repetidos incrementos de más de un año en esa edad promedio. Asimismo, parecen haber concluido los descensos de lectores de entre 14 a 24 años, que supusieron el 15,1 por ciento del total tanto hace dos años como hace uno.

La subida de seis décimas porcentuales en la difusión de periódicos en 2003 no permite grandes avances en el índice de difusión, que el año pasado fue de 102 ejemplares vendidos por mil habitantes, sólo dos ejemplares por encima de la cifra de lectura que la Unesco considera propia de países subdesarrollados. De hecho, aede advierte de que el cálculo de 102 ejemplares se ha elaborado sobre las previsiones de población en 2003 elaboradas por el Instituo Nacional de Estadística, que tradicionalemente resultan inferiores a las reales, de manera que el índice cien podría perderse en España, como ya sucedió en 2002.

Los diarios de economía remontan
Por tipos de información, la difusión controlada de los periódicos de información general descendió un 0,37 por ciento, mientras que los periódicos de deportes aumentaron un 4,2 por ciento, y los diarios de economía un 5,08 por ciento, con lo que estos últimos parecen poner punto final a varios años de descensos en la difusión.

Si esos datos segmentados de difusión se cruzan con la audiencia, los periódicos de información general incrementaron un 8,1 por ciento el número de ejemplares leídos en 2003, porcentaje que se eleva hasta el 11,9 por ciento en el caso de los diarios de deportes, y hasta el 19,1 por ciento en los periódicos de economía

El cambio de tendencia en España contrasta con el continuado descenso de la difusión en los primeros quince países miembros de la Unión Europea. Si la difusión en esos quince ascendía a un promedio de 82,470 millones de ejemplares diarios en 1996, en 2003 ese promedio había descendido a 75,669 millones de ejemplares diarios, un 8,2 por ciento menos. En ese periodo, los descensos fueron especialmente intensos en Portugal, Grecia, Dinamarca, Holanda, Alemania y Reino Unido. A la inversa, sólo Austria, España e Irlanda lograron incrementos en ese periodo, si bien el caso español es el único de esos tres que mantiene un incremento de la difusión en 2003 respecto a los datos del año precedente.

Los suplementos semanales de diarios tocan techo en difusión y lectores
El Libro blanco destaca también la creciente estabilidad de los doce suplementos semanales que entre viernes y domingo se entregan en 132 cabeceras de diarios de pago. En concreto, en 2003 esos suplementos sufrieron un descensó de casi el cuatro por ciento respecto al año anterior, al pasar de 6,281 millones a 6,045 millones de ejemplares cada semana. Aun así, aede prefiere hablar de estabilidad en vez de descenso en este segmento, por cuanto la caída en la difusión total obedece casi en su totalidad al descenso de una de las doce publicaciones. En cuanto al número de lectores, se incrementó un 0,9 por ciento en el mismo periodo, al pasar de 10,280 millones a 10,370 millones.

Descienden las visitas a diarios digitales y aumentan los lectores
España contaba al cierre de 2003 con cincuenta diarios digitales, que le sitúan en quinto puesto de la Unión Europea, por detrás de Alemania, que tiene 264, de los cien de Reino Unido, de los 91 de Italia y de los 71 de Suecia. La estabilización también parece haber llegado al sector. Por primera vez desde su aparición, los promedios diarios de visitas y de páginas vistas descendieron el año pasado, un 1,8 por ciento y un 2,5 por ciento respectivamente, para cerrar en 1,917 millones de visitas diarias y 17,108 millones de páginas vistas a diario.

aede explica el fenómeno porque ese año varias cabeceras digitales empezaron a cobrar por acceder a sus páginas, frente a la gratuidad de los comienzos. De hecho, el número de lectores de diarios digitales aumentó un 31 por ciento en 2003, al pasar de 2,537 millones de personas a 3,324 millones.

Los periódicos incrementaron en 2003 su política promocional, tanto en número de días como en promociones que implican aumentos del precio de portada. Si en 2002 el promedio de promociones alcanzó 269 días al año, en 2003 esa cifra pasó a 276 días al año, equivalentes al 76 por ciento de los días. En número de promociones anuales totales, en 2002 supusieron 1.021, y al año siguiente ascendieron a 1.162, un 13,8 por ciento más. De esas promociones totales, el 52,7 por ciento de las de 2002 supusieron aumento del precio normal de portada, y ese porcentaje aumentó hasta el 62,7 por ciento el año pasado.

Quizá por esa mayor actividad promocional, la inversión de los diarios en publicidad experimentó un alza anual del 2,3 por ciento en 2003, al pasar de 61,18 millones de euros a 62,60, según datos de Infoadex recogidos en el Libro blanco. Los mayores incrementos relativos correspondieron a cine y a radio, mientras que los propios diarios recibieron una tercera parte de la inversión publicitaria realizada por ellos.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir