Medios

Las cadenas de televisión de EE.UU comienzan a reducir su publicidad

La publicidad en televisión da un giro de 180 grados y todo por culpa (o gracias) a Netflix

La publicidad en televisión da un giro de 180 grados y todo por culpa (o gracias) a NetflixLa llegada de los servicios audiovisuales en streaming online ha puesto patas arriba la industria.

Aunque la mejor parte se la llevan los usuarios, que pueden disfrutar de sus contenidos preferidos y de los nuevos cuando, como y donde quieran, las televisiones ya comienzan a tener problemas para rentabilizar sus programas.

La migración de los espectadores, sobre todo de los más jóvenes a estas plataformas online no solo se debe a la gran oferta de la que disponen, al precio más que razonable o a la flexibilidad en el visionado.

El hartazgo televisivo de la audiencia ha surgido, también, a raíz de la saturación publicitaria que en los últimos años ha alcanzado su punto más álgido.

Los interminables bloques de anuncios entre programas y que tanto irritan a los espectadores han terminado con la fuga de éstos cuando han tenido la oportunidad.

Ante esta situación, es hora de repensar el modelo de negocio televisivo y eso es lo que, precisamente, comienzan a hacer algunas cadenas estadounidense.

Viacom, Turner o Comecast, tal y como recoge Dircomfidencial, han sido algunas de las que han apostado por intentar reducir el número de anuncios emitidos, pero subiendo sus tarifas. De esta manera, seguir garantizando sus ingresos y, al mismo tiempo, podrán reenganchar a algunos de sus espectadores.

Sin embargo, parece que esta solución no es la definitiva y es que, los resultados que han obtenido hasta la fecha no son del todo esperanzadores.

De hecho, la cadena MTV, a pesar de haber reducido en más de 200 minutos la publicidad, sus ingresos han caído un 2% en el segundo trimestre del año, así como su audiencia de entre 18 y 49 años que ha caído un 18%.

También Turner ha optado por reducir en hasta un 50% sus anuncios al mismo tiempo que ha incrementado sus tarifas entre el 20 y el 30%, o NBC que anunció hace unos meses la eliminación del 30% de la publicidad en su programa estrella SNL.

Aunque todavía es pronto para saber si la situación comienza a darse la vuelta y este método funciona, sí existen ciertos beneficios en esta estrategia, sobre todo para las marcas.

Y es que, cuanto menor sea la cantidad de anuncio, mayor será el recuerdo de marca, un elemento muy importante sobre todo en un momento, como el actual, en el que las compañías buscan una mayor efectividad y seguridad en sus resultados, aunque tengan que desembolsar un poco más de dinero.

A esto se le suma la apuesta, cada vez más pronunciada de las televisiones, por mejorar la experiencia de los espectadores ofreciendo nuevos formatos como el branded content, que resultan menos intrusivos y que es, al fin y al cabo, lo que lleva pidiendo a gritos la audiencia durante años.

Todo lo contrario sucede en territorio nacional en donde, a pesar de que los servicios de sreaming online han penetrado con gran fuerza, las televisiones lejos de disminuir su cantidad de anuncios, la han aumentado.

Así, según datos de la aea, mientras Cuatro destaca por ser la que más publicidad emite, un 23,1% de sus emisiones, La Sexta es la que más ha incrementado su cantidad hasta llegar al 19,5%, lo que la sitúa en segunda posición.

Por su parte, Telecinco mantiene sus cifras con un ligero aumento del 0,3% mientras que la única que ha descendido es Antena 3 que eliminó un 0,8% su cantidad.

Y pocos resultados les han dado a las cadenas españolas estos aumentos. De hecho, el efecto ha sido el contrario registrando, ambos grupos, una reducción de ventas de entre 4 y 7 millones de euros.

El futuro, a juzgar por las cifras, no se prevé mejor y más les vale a las televisiones españolas ponerse las pilas antes de que sea tarde. Las cadenas en Estados Unidos lo están haciendo y ya se sabe, “cuando las barbas de tu vecino veas pelar…”

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir