Medios

La radio y el fútbol se pelean por el cobro de retransmisiones

El fútbol y la radio se pelean. Y es que la Liga de Fútbol Profesional quiere cobrar por retransmitir los partidos y las radios se niegan. Los aficionados, por su parte, protestan y se lamentan. Las emisoras, por otro lado, guardaron  un minuto de silencio la tarde del domingo como señal de protesta. Además, en Twitter se ha creado el hastag #noalfutbolsinradio , porque son muchos años de soniquete radiofónico en los partidos. Para muchos la tarde del domingo no existe sin la ronda de goles y ocasiones perdidas.

Según recoge Estrella Digital, el fútbol ha seguido en la radio esta primera jornada cerrada a las ondas, pero desde las gradas o balcones cerca de los estadios. La radio ha creado tanta afición como las mejores estrellas de los campos, pero el fútbol necesita dinero, por su crisis y su codicia. Igual que Mediapro, dueña de unos derechos hasta ahora nunca cobrados. El fútbol pierde sin la radio y para las emisoras nada sustituye la audiencia y los ingresos de los programas deportivos.

Y es que el fútbol busca desesperadamente cómo sostener su burbuja económica. Hace unos días Mediapro y Prisa firmaban un armisticio para acabar con la guerra del fútbol en televisión. Un conflicto que ha hundido el negocio del pago por visión y que ha obligado a reestructurar la oferta con un partido en abierto y los demás en la televisión de pago por suscripción.

La Premier League es pionera, cobra a las radios desde hace años, con una encarnizada guerra entre la BBC y las emisoras comerciales por hacerse con las retransmisiones. La FIFA y la UEFA también cobran algunos derechos radiofónicos, pero concentrados en algunas finales y competiciones. Los medios británicos acaban de sostener otra batalla con el fútbol por la intención de la Premier League de controlar las redes sociales y la publicación de información en tiempo real en los medios digitales.

Pero fútbol y radio se necesitan. Para los primeros es uno de los medios preferidos por los aficionados. Para las emisoras, un buen negocio. La disputa necesita algo más de sensatez. Ni los clubes pueden limitar el derecho a la información y perjudicar a los aficionados, ni las radios deberían confundir la información con un negocio entre socios. Los grandes clubes españoles como Real Madrid y Barcelona están entre los primeros del mundo en ingresos por derechos de televisión, con 158,7 y 178,1 millones de euros en la temporada 2009/10, según datos de la consultora Deloitte.

La guerra de los derechos del fútbol y la forma de comercialización los impulsa por encima de otros grandes clubes europeos. Para el Barça la televisión supuso en la anterior temporada el 44% de los ingresos y un 36% para el Madrid. Cobrar a la radio no hará ricos a los clubes, pero puede alterar el mapa radiofónico y el negocio de muchas emisoras. El fútbol profesional es puro espectáculo y que intente cobrar a quienes se benefician de su negocio no puede sorprender a nadie. Pero una cosa es cobrar por la retransmisión de un partido íntegro y otra por cantar los goles, acceder a la sala de prensa o entrevistar a los futbolistas. La hipercomercialización del deporte no puede acabar con la información.

 

Te recomendamos

EVO Banco

A3Media

Podcast

Compartir