Medios

La revista "The New Yorker" enamora con la primera portada GIF de su historia

The New Yorker"Con clase". "Encantadora y discreta". "Tan hermosa que le hará llorar". Estas fueron algunas de las primeras críticas sobre la portada de la revista de The New Yorker de esta semana. Aunque es cierto que no es la primera vez que una portada del New Yorker se ha descrito como "hermosa", la diferencia ahora es que esta vez su primera plana es un GIF.

The New Yorker, un bastión para las artes, la cultura y la narración de largo formato, dio a conocer su primera portada animada el lunes en su página web y en sus aplicaciones móviles, aunque evidentemente no ha aparecido en el formato impreso, ya que es técnicamente imposible.

Fiel a su estilo, la publicación resistió la tentación de ir demasiado lejos en el lado frívolo de internet y quiso mostrar algo un poco más sofisticado a la par que simple: un coche atrapado en el tráfico con un icónico taxi amarillo enfrente y grandes gotas de lluvia deslizándose lentamente por el parabrisas. Y nada más, ése es el GIF.

La idea para la portada animada fue de Christoph Niemann, un artista y diseñador que publicó algunas animaciones en la página web de la revista durante el periodo estival. Según Françoise Mouly, directora de arte de The New Yorker, no habrían hecho esto con cualquier GIF, sino sólo con "una buena imagen", y la elegida "tiene la calidad gráfica y la calidad estética que implican que es una versión moderna de un vieja portada del New Yorker".

Aunque la cubierta impresa no puede ser animada, Mouly dice que el dinámico diseño y el GIF adjunto de la web ayudará a animar la imagen impresa en la mente del lector. "La imagen que publicamos en la portada es estática, pero se trae la emoción a ella", declara. "Es complementario a la web y al móvil. La mente completa la idea aquí". Otras publicaciones impresas como The New York Times y Bloomberg Businessweek también han experimentado con imágenes animadas en sus sitios web.

Pero para The New Yorker el GIF le resultó muy difícil de controlar. Se requieren docenas de interacciones de la imagen para adaptarse a todos los posibles tamaños de pantalla. En un momento hubo problemas técnicos que causaron que el GIF funcionara como un espacio en blanco en la web. Mouly incluso reconoce que se sintió "angustiada". Pero el equipo perseveró en su trabajo y el GIF fue traído a la vida.

"Este es algo muy grande para nosotros," sostiene Mouly. "Es nuestra primera cubierta animada, no son solo un par de gotas de lluvia". Mouly no esconde su satisfacción por el resultado final y no descarta que el modelo técnico se vuelva a emplear en el futuro, aunque eso tampoco quiere decir que se esté planeando desatar una tormenta de GIFs en The New Yorker. "Me gusta la ampliación de la gama de posibilidades, pero lo que es maravilloso acerca de las cubiertas es que son impredecibles", dice Mouly. niemann-cover-690x962

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir