Medios

La revolución digital aprieta pero no ahoga a la televisión tradicional

En muchos congresos se viene anunciando desde hace tiempo la muerte de la televisión tradicional. También en las jornadas Medientage, que se celebran actualmente en Munich, se ha hablado mucho del futuro de la pequeña pantalla y de sus posibilidades de supervivencia frente a la nueva televisión online y el vídeo bajo demanda. Y los expertos allí reunidos se han puesto de acuerdo en una cosa. Pese al crecimiento vertiginoso de las nuevas plataformas digitales de vídeo, las cadenas de televisión no deben preocuparse por su propia supervivencia a corto y medio plazo.

“Si la televisión se hubiera inventado hoy, no sería con toda seguridad lineal”, asegura Thomas Heise, presidente del portal de vídeo Maxdom. La televisión ideal del presente sería una base de datos gigante en formato vídeo combinada con un potente motor de búsqueda. No en vano, las ofertas de vídeo bajo demanda acumulan cada vez mayores tasas de crecimiento, recalca.

Por su parte, Klaus Goldhammer, director de la consultora Goldmedia, hace hincapié en la creciente utilización de segundas pantallas durante el consumo televisivo, una tendencia sorprendente que demuestra lo rápido que se está moviendo todo en la industria televisiva, dice.

Nelson Killuis, de la red de televisión de cable Kabel Deutschland (KDG) asume el papel de “aguafiestas” en la mesa de debate y modera el entusiasmo digital de sus colegas. “Los cambios no vendrán tan rápido como muchos pronostican”, asegura.

Además, no hay que olvidar, dice Killius, que la distribución y la retransmisión de vídeos a través de internet lleva aparejados “gastos enormes” para los fabricantes de contenido.

La televisión tradicional, aquella que todos conocemos, tiene un esperanzador futuro por delante, afirma Killius. Y “no morirá arrollada por la televisión online y bajo demanda”, añade Goldhammer. En todo caso, la complementará, matiza.

Te recomendamos

FOA Madrid 2020

Hootsuite

Outbrain

Adecco

Compartir