Medios de comunicación

"En televisión, todo está apuntado en España, pero no desarrollado", A. Buenafuente

Andreu Buenafuente, Berto Romero y José Corbacho han presentado hoy en Madrid su último libro, Lo que vendría a ser la televisión en España según Buenafuente y EL TERRAT. Continuando la serie de libros estrenada el año pasado con Lo que vendría a ser la Historia de España según Buenafuente y EL TERRAT, esta vez han decidido repasar la trayectoria de la televisión de nuestro país.

“Más que una rutina tiene mucha singularidad”, aseguraba Andreu. “Es el fruto de ese plus de cariño y trabajos que a los de la tele de vez en cuando nos apetece mucho”, añadió. Según explicó Buenafuente, “a la tele en España le venía bien una mirada en profundidad, dinámica y compleja”, y es que “uno recuerda que muchos momentos que hemos vivido ya forman parte de nuestra vida”. El resultado es la suma de distintos ángulos y formas de ver la televisión, “no sólo un libro de lectura”, como resaltaba Corbacho, porque han tenido “la libertad de decir cosas, lo que hemos dicho, para bien o para mal, está en este libro”.

Berto aprovechó la ocasión para “llamar la atención sobre la voluntad pedagógica” del libro. “Además de reírte aprendes”, afirmó y añadió que “combina esta voluntad pedagógica con una forma muy confusa. Me gusta mucho este exceso de creatividad que hay en este libro. Hay una cantidad de chiste por línea cuadrada que me parece digno de elogio”.

Pero más allá del libro, los tres quisieron compartir su propia visión sobre la televisión, sobre la programación actual y sobre lo que está por llegar. “Lo que no me gusta de la televisión intento no decirlo públicamente por amor al oficio, y porque soy consciente de que son territorios y programas comunes que todos tenemos en la cabeza. Abogo por un concepto de caballerosidad según el cual no hace falta rajar. No me gusta mucho la rajada porque estamos en activo también”. “La tele yo creo que ahora es el reflejo de la crisis”, añadió, haciendo referencia a programas de cinco horas, con poco gasto en decorados o contenidos, y defendió los "programas con guión", que funcionen como interlocutor para la sociedad. Por otro lado, resaltó que le habría gustado "que la TDT hubiera aportado una riqueza en programas y contenidos", a la vez que la televisión de pago hubiera logrado establecerse, como se ha hecho en otros países: "ves que está todo apuntado en España, pero no desarrollado".

Para Corbacho la “pureza de la televisión” está en que a una persona le puede gustar una cosa y a otra, otra, aunque reconoce que "sí hay cosas que a veces te ofenden". “Es subjetivo. Pero nosotros hacemos programas y se supone que con los programas que hacemos ya tenemos la tele que nos gusta”, añadió. A lo que Berto se sumó, afirmando que “me parece sorprendente el discurso continuo de infravaloración y sobrevaloración. [La televisión] es muy importante y poderosa, pero se pueden hacer muchas cosas de forma activa y no sólo pasiva”. Y explicó: “hay tele de muchos tipos pero también un mando a distancia que te permite buscar, y hay programas muy dignos”.

Sobre la situación actual de la televisión, Corbacho explicó que “son épocas, y la crisis también hace y los programas se empobrecen. Pero es muy cíclico, va por épocas”. “La tele se está revisando a sí misma”, comentó Buenafuente, quien, en referencia a los recortes en televisión explicó que “no siempre fue tan cara. El buen guión y el buen talento no siempre tienen que ser tan caros. Al final, una buena idea tiene que funcionar”.

Acerca de la posible vuelta de Buenafuente a la televisión, aseguraron que la idea es “volver el año que viene, durante el primer semestre”, pero todavía no hay nada concreto. “Nosotros siempre estamos preparando algo, porque somos un poco enfermos de este oficio, pero no sabemos dónde”. Aunque sobre la posible fusión entre Antena 3 y LaSexta, Buenafuente reconoció no saber "nada de nada". Eso sí, a pesar de su esperada vuelta a la pequeña pantalla, Andreu se declaró "un analfabeto absoluto en cuanto a tendencias televisivas", aunque con los años ha aprendido a "relativizar los fracasos. Aprendes que forma parte del camino", comentó en referencia a los malos resultados de algunos programas producidos por EL TERRAT este año. "No somos cirujanos. Si haces un programa y falla, haces otro", añadió Corbacho.

Y es que la vida de estos tres grandes de la televisión ha estado siempre marcada por los rayos catódicos. “Es muy difícil trazar la línea que separa lo que es la tele de lo que es tu propia vivencia. Es una experiencia compartida, y al final hablar de tele es hablar de tu propia vida”, señalaba Berto.

La historia de Andreu en la televisión fue una historia de amor a primera vista. En 1991 acudió por primera vez a la televisión, durante un programa de Ángel Casas con el mismísimo Puma de invitado. “Entrar en las tripas y deambular por ahí me apreció impresionante”, comentó, y fue allí donde, según explicaba Buenafuente, “me entró la droga y dije, yo voy a hacer esto. Es como un virus que se te mete”.

“Nos sentimos unos privilegiados. Qué privilegio sentirte respetado, o escuchado, o tener un proyecto de televisión”, aseguró Andreu. “Estamos en un punto que nos llena de muchísima responsabilidad, pero también de satisfacción”. Y añadió: “Cuanto más hacemos televisión más vemos que todo pasará y quedará la gente. Es una relación de amor con los seguidores y yo creo que el amor no acaba”.

Para ver el vídeo de esta presentación, pulse aquí.

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir