Medios

La audiencia de televisión continúa cayendo frente al auge del vídeo bajo demanda

La televisión continúa en una estable agonía mientras el OTT coge carrerilla

La trayectoria del OTT continúa en ascenso mientras la audiencia televisiva sigue una línea descendente, aunque estable.

Aunque los augurios que ponían fecha de muerte a la televisión no se han cumplido y, en muchos aspectos, este medio sigue siendo una apuesta segura para las marcas, las audiencias parece que no piensan lo mismo.

Y a los números nos remitimos. Según datos de Convergence Research que recoge Adweek en una infografía, el número de espectadores de televisión tradicional continúa en declive en el mercado estadounidense, pasando de los 97 millones de suscriptores en 2016 a 82,6 millones previstos para 2020.

Por su parte, el OTT sigue en auge dando un paso agigantado desde 2016 cuando contaba con 58 millones de suscriptores hasta los 96,1 millones en 2020. Este ritmo de crecimiento le ha reportado un aumento también en sus ingresos que se cifró, en 2017, en un 41%.

Todo lo contrario que la televisión que, al mismo tiempo que sus espectadores migran de manera paulatina, también lo hacen sus ingresos que se espera desciendan ligeramente en 2020.

Aunque estos datos se refieren al mercado de EE.UU, la misma tendencia observamos en España, donde la entrada de servicios como Netflix ha supuesto un antes y un después para las cadenas de televisión que ya buscan nuevas maneras de reinventarse.

El cambio es ya inevitable y la adaptación de las televisiones comienza a hacerse evidente a través de la creación de sus propias plataformas de vídeo bajo demanda en un intento por ofrecer a los usuarios un contenido a la carta que satisfaga sus necesidades y que le retenga, si no en la primera, al menos, en la segunda o tercera pantalla.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir