Medios

El impacto de la televisión tradicional

La televisión está muerta, ¿mito o realidad?

Ponemos datos a este gran debate que parece tener en vilo a usuarios y marketeros, y que se ha visto fomentado por la consolidación de las suscripciones a servicios OTT.

televisión

Con la llegada revolucionaria de los servicios OTT como Netflix, Prime Video o HBO, son muchos los que ya están desempolvando su traje negro para acudir a un funeral multitudinario: el de la televisión tal y como la conocemos.

Pero, ¿es posible que nos estemos precipitando y aún tengamos que dejar el drama aparcado? Y es que la muerte de la televisión es uno de los mitos que destapa el estudio Beyond the Headlines: Unpacking common narratives in media and Advertising, de Comscore, que analiza el consumo de este medio tradicional en Estados Unidos.

El informe, que analiza las horas totales que dedican los estadounidenses a consumir contenido en televisión o servicios OTT, entre otros, refleja un incremento del consumo de contenido en directo en televisión.

televisión

Dentro de este mito, nos encontramos otro de características similares, y es los usuarios están abandonando sus suscripciones a la televisión de pago (muy populares en EE.UU.) para dirigirse en masa a los servicios OTT. Los datos, sin embargo, desvelan una realidad muy diferente. Según revela el estudio, el 65% de los hogares que ven OTT tienen suscripciones a televisiones de pago, lo que podría indicar que estos hogares, más bien, buscan complementar su televisión tradicional con otras opciones de transmisión y vídeo bajo demanda.

Los consumidores no se comprometen con una sola plataforma, sino que diversifican sus opciones. Prueba de ello es la popularidad de los servicios de contenido en streaming y que, a pesar de la pequeña desaceleración en su crecimiento (del 17% al 7% en un año), siguen sumando adeptos.

televisión

Usuarios, publicistas, marcas: la televisión no está muerta. Continúa siendo un medio que acapara la atención de millones de espectadores (y creciendo) y un canal relevante para conectar con la audiencia. Sin embargo, esta afirmación no exime a los marketeros poner el foco en la tendencia (ya convertida en realidad) del modelo de negocio de Netflix y cía. Renovarse o morir, pero no matar a un medio al que aún le queda mucho por ofrecer.

Te recomendamos

Dmexco 2019

Miami Ad School

Outbrain

T2O

Compartir