Medios

Entre enero y junio, la televisión de pago facturó 1.042 millones

La televisión de pago obtiene más ingresos que el duopolio

La televisión de pago en España está adquiriendo cada vez más fuerza. Según el último estudio de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), publicado el jueves, este tipo de televisión ha conseguido aumentar tanto su número de abonados como sus ingresos.

En concreto, el estudio de la CNMC apunta que la televisión de pago obtuvo 6.143.868 millones de abonados entre enero y junio del año pasado. Esta cifra supone un crecimiento de más del 4% respecto al año pasado.

Si cada vez más personas se suman a este modelo de suscripción, se debe a que las compañías están ofreciendo cada vez ofertas más interesantes. Entre ellas, se están popularizando los paquetes convergentes, en los que se incluye tanto servicios de telefonía como la televisión de pago.

En el mismo periodo, la CNMC señala que este tipo de televisión ha conseguido ingresar 1.042 millones de euros. De esta forma, la televisión de pago ha conseguido incrementar sus beneficios en un 14,7% respecto a 2016.

Gracias a este crecimiento, las compañías de telefonía móvil Telefónica, Vodafone y Orange han conseguido posicionarse por encima de la televisión en abierto. Igualmente, se han situado por delante del duopolio Mediaset-Atresmedia.

Según el mismo informe de la CNMC, estas cadenas de televisión facturaron en el mismo semestre 981 euros. Aunque sus beneficios se sitúan por detrás de los de la televisión de pago, han conseguido experimentar un ligero crecimiento del 0,5%.

Pero el crecimiento de cada una de las televisiones de pago ha sido aun mayor. La CNMC concreta que Movistar consiguió incrementar sus beneficios en un 10% gracias a su facturación de 842 millones de euros. Esta televisión cuenta con 3,6 millones de abonados y el 84% de la facturación del sector.

Por su parte, Vodafone experimentó un mayor crecimiento (31%) debido a sus 113,6 millones de euros y sus 1,3 millones de abonados. Por último, Orange cuenta con 528.000 abonados y consiguió facturar 24,8 millones de euros, lo que ha hecho que aumente sus beneficios en un 60%.

Esta no es la primera vez que la televisión de pago supera a los canales en abierto. En 2016 el modelo de suscripción consiguió alcanzar los 458,4 millones de euros mientras que la televisión en abierto obtuvo 359,3 millones.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir