líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La televisión sigue sin captar al público adolescente

Todos los estudios corroboran que el público más joven se aleja cada vez más de la televisión tradicional y realiza su consumo de contenidos audiovisuales de formas totalmente distintas a como lo hacen sus padres. Ni siquiera la llegada de la TDT que supuestamente multiplica la oferta televisiva ha logrado captar a este público. Sobre esta situación se debatió en una jornada organizada por la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de los Medios (iCmedia)

Bajo el título «¿Se identifica la infancia con los modelos que proponen los medios?», profesionales vinculados al mundo de la televisión (cadenas y productoras) y a la docencia remarcaron la necesidad de formar el criterio de la infancia en un panorama donde la oferta de contenidos aumenta a diario y donde la multiplicación de soportes se caracteriza cada vez más por su fácil acceso.

Loreto Corredoira, profesora titular de Derecho de la Información de la facultada de Ciencias de a Infomación de la Universidad Complutense de Madrid y directora del canal Teleclip.Tv considera que hay que abrir el mundo de la televisión a los niños y adolescentes y que a través de la formación sean ellos ‘los que hagan sus propios programas, que aprendan a crear su propios reportajes, a comunicar ideas complejas en sus clips».

Según informa El Mundo, la tesis de Yago Fandiño, subdirector de la web de contenidos infantiles de RTVE, es que el modelo unidireccional con los adolescentes no funciona, en cambio el multidireccional abre oportunidades.»Antes los niños iban a clase y todos hablaban de lo que habían visto en televisión. Hoy, eso ya no ocurre, porque el consumo audiovisual se produce en diferentes pantallas y cada uno elige su programa favorito». Según él, desde TVE disgregan los contenidos «para que cada audiencia tenga la oferta indicada para su edad» e incide en proponer una oferta que fomente valores y que muestre modelos que sirvan de referencia a niños y adolescentes, como los deportistas Pau Gasol o Rafael Nadal, así como la presentaora Ana Pastor o el también presentador y científico Eduardo Punset.

Por su parte, Fernando Barrenechea, responsable de márketing de Zinkia (productora de Pocoyó), explicó que «con la profusión de consolas, ordenadores, móviles, tabletas… cada día los niños acceden a contenidos que están diseñados para un target mayor y este es un dato que debe obligarnos a reflexionar». Además, cree que «los padres tienden a pensar que los niños tienen menos criterio del que tienen».

Si bien los medios están adaptándose de esta forma al público infantil, aún les queda camino por recorrer respecto al público adolescente. Barrenechea afirma que «los medios no se están adaptando a la realidad que están pidiendo los adolescentes». Según él, la animación se les queda corta y las series de jóvenes, que consumen con fruición, tienen unos argumentos (códigos de valores, de comportamientos…) inapropiados para su edad.

Durant la jornada también pudo escucharse a Arturo Canalda, defensor del Menor de la Comunida de Madrid, quien invita a una «responsabilidad compartida» entre padres, programadores, legisladores, cadenas y la sociedad. Canalda hizo hincapié en que «el horario de protección no es suficiente». «Llevamos mucho tiempo insistiendo en que todos tenemos una responsabilidad compartida, no sólo los que crean contenidos. Cualquier elemento de control es un reto adicional», concluyó.

 

¿Cómo twittean los empleados de Twitter?AnteriorSigueinte8 consejos para pulir las bases de datos de clientes

Noticias recomendadas