Medios

La televisión sintoniza a los niños con la comida basura

Los niños de entre 2 y 4 años que pasan mucho tiempo frente a la pequeña pantalla son más propensos a comer dulces y alimentos ricos en sal. Así lo concluye en reciente estudio publicado por la revista Journal of Children and Media.

Para la realización del informe, que se desarrolló durante los últimos tres años, los autores recogieron datos de 423 padres y de 354 niños de entre 2 y 4 años.

“El estudio se centra en un momento decisivo en las vidas de los niños, cuando la televisión tiene el poder de inculcarles malos hábitos alimenticios que pueden desembocar después en obesidad”, explica Kristen Harrison, profesora de Estudios de la Comunicación de la Universidad de Michigan.

Los padres y cuidadores deben estar especialmente atentos a los hábitos televisivos y alimenticios de los más pequeños para evitar el sobrepeso, recalca Harrison.

En el informe, los autores identificaron además las tres principales maneras que tienen los padres de inculcar hábitos televisivos a sus hijos. La primera es la restrictiva, en la que los padres fijan a sus hijos límites sobre lo que pueden ver en la televisión y sobre el tiempo que pueden permanecer frente a la pequeña pantalla. La segunda es la instructiva, en la que el contenido televisivo suscita la comunicación entre padres e hijos, y la tercera es la permisiva, en la que los padres aprueban sin ningún tipo de crítica el contenido que ven sus hijos en la televisión.

Los padres que se muestran más estrictos sobre el consumo televisivo que hacen sus hijos son también los que tienen más éxito a la hora de cambiar los hábitos alimenticios poco saludables de los pequeños, según del informe. Los otros dos tipos de padres identificados por el informe tienen, en cambio, poca influencia en el cambio de la dieta de sus hijos, informa Futurity.org.

Por otra parte, el estudio concluye que la televisión es el medio de comunicación preferido por los niños, por delante de internet y los videojuegos. Los pequeños de entre 2 y 4 años invierten más de 10 horas a la semana viendo la pequeña pantalla. Sin embargo, sumando el tiempo invertido en otros medios, la exposición semanal de los niños a los medios alcanza una media de 18,8 horas. Los pediatras aconsejan, por el contrario, no superar las 14 horas semanales de exposición mediática.

Te recomendamos

FOA Madrid 2020

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir