Medios

LA TELEVISIÓN TAMBIÉN HACE SU AGOSTO EN VERANO CON LAS TARIFAS PUBLICITARIAS

Atraer al consumidor en 20 segundos. Ése es el reto que tienen los anunciantes para captar la atención del telespectador, una audiencia muy jugosa, a pesar de la saturación publicitaria y de la diversidad de medios. Aunque el verano es la época del año en que los niveles de audiencia son más bajos, los precios de un anuncio emitido en prime time (de 10 a 12 de la noche) se sitúan en unos 16.500 euros en las cadenas generalistas.

Esta cifra se puede disparar hasta los 25.000 euros los lunes por la noche, que es cuando Telecinco emite la serie CSI, uno de los programas más vistos, con audiencias de hasta 4,5 millones de telespectadores, tal y como recoge en un reportaje el periódico Expansión.

La sobremesa también es un espacio cotizado, especialmente el programa Aquí hay tomate y la teleserie Yo soy Bea, ambos en Telecinco, cuyos anuncios pueden alcanzar hasta los 14.000 euros y que tiene las tarifas más caras de televisión.

No hay que olvidarse tampoco del deporte. Especialmente, del automovilismo. Y es que Terencio ha encontrado aquí un filón. Cuando se aproxima la hora en que corre Fernando Alonso, el valor de un anuncio alcanza los 7.570 euros, según la misma fuente.

Pero es en el cuarto trimestre del año, cuando las tarifas publicitarias se disparan. Así, un anuncio en la noche de los lunes en Telecinco puede alcanzar los 41.000 euros.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir