líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La TV inteligente no entiende de canales ni programación, te ofrece lo que quieres ver

¿Seguimos siendo igual de fieles al televisor que cuando la caja tonta era el rey de nuestro salón? Las cosas han cambiado, no tanto en el producto aunque sí en el contenido. Arranca una era televisiva en la que el canal o la hora de emisión son irrelevantes, del disfrute de contenidos online a través del televisor.

Con los volúmenes de descargas en internet queda claro que el consumidor de hoy aspira a ver su serie o película favorita el lunes a las once y no el miércoles a las nueve. Quizá prefiere ver tres capítulos seguidos de «Hispania» que esperar 7 días a la emisión de un nuevo episodio. Además, con una media de 50 canales resulta casi imposible controlar la programación de todos ellos. Internet, publica La Razón, ha permitido elegir los contenidos como el menú de un restaurante, y el siguiente paso es que eso pueda disfrutarse en una enorme pantalla y desde la perspectiva que ofrece el cómodo sofá. Los expertos prevén que en 2015 haya entre 12.000 y 15.000 millones de «pantallas» conectadas a internet, más del doble de la población mundial, según las previsiones del director de la «Future Casting & Experience Research» de Intel, Brian Johnson. Podrán verse alrededor de 500.000 millones de horas de contenidos de televisión disponibles en todo el mundo. Los últimos modelos de televisores ofrecen una forma sencilla y ordenada de acceder a contenidos on-line desde el mando a distancia. Poco importan el canal en el que se emita o la hora.

“También permite ver vídeos de YouTube o canales que sólo están en la red», explica Eudald Domènech, de InOutTV, una compañía que ofrece TV Digital en alta definición con internet mediante un media center o un descodificador, ya que mucha gente ha adquirido un buen televisor al que le falta el acceso a internet. Las compañías más populares en España por su gran relación calidad/precio como Samsung, LG u OKI ya venden estos televisores inteligentes con el concepto Smart TV de serie, y si no un adaptador nos permite entrar en este universo de contenidos sólo con conectarlo al router de casa. El gran obstáculo para la implantación rápida de estos servicios ha sido la deficiente conexión a internet en muchos hogares.

Una vez que la tele se ha asomado a la ventana de internet, las posibilidades son infinitas. Las redes sociales son un ejemplo. ¿Qué están viendo mis amigos de Facebook? ¿Qué serie recomiendan a mi televisor? Otro punto destacable es la interactividad, por ejemplo participar simultáneamente con el concursante en plató en programas de preguntas y respuestas. Todo esto y mucho más va a relanzar la televisión. En opinión de Peter Blacker, vicepresidente ejecutivo de Digital Media, de la cadena Telemundo, división en español de la NBC, «la televisión no muere frente a internet. Es más importante que nunca pero con otra definición, ya que se ha convertido en un producto esencial para nuestra vida y no sólo para el entretenimiento. El espectador no es pasivo y puede influir en la programación televisiva».

¿Qué pasará con la publicidad en esta televisión inteligente?

La televisión inteligente puede suponer un freno a las descargas ilegales si los videoclubes on-line saben gestionar el negocio. Obviamente ver televisión y navegar por la red no supone ningún coste adicional, pero también podemos pagar por algunos contenidos especiales ajenos a las cadenas de televisión. La idea es ofrecer películas a un precio razonable, incluso que éste se rebaje si a cambio estamos dispuestos a ver algunos anuncios. Precisamente la publicidad es un concepto que cambiará con las teles de última generación. La tendencia, según los expertos, será que a cada hogar lleguen menos anuncios, pero con mucho más impacto en el consumidor.

 

Gonzalo Figari (b-web Expo Coruña): "se trata de que el consumidor hable de ti no que converse contigo"AnteriorSigueinteV. Salgado (b-web Expo Coruña): "el precio de las redes sociales lo pagan los usuarios con sus datos"

Noticias recomendadas