Medios

LA UE SE DARÁ A CONOCER CON UNA NUEVA COMUNICACIÓN

La crisis de la Unión Europea es también una crisis de comunicación. Y esto no se revela sólo en el “no” a la constitución de Francia y Holanda, ya que a pesar de que esta negativa se deba a razones de política interior, los votantes también han dado una lección a la élite política: hasta ahora las instituciones de la UE y la mayoría de los estados miembros no han logrado convencer a los ciudadanos del sentido y la finalidad de la Constitución Europea.

Igual que antes, los estudios muestran un panorama desastroso: muchos ciudadanos y empresas medianas siguen viendo a la UE como un monstruo burocrático que escupe constantemente nuevas regulaciones. La comisaria de “Relaciones Institucionales y Tareas Públicas” Margot Wallström ha declarado: “No tenemos una comunicación profesional y definida, sino una comunicación amateur”. “Lo único que se ve son 54 personas con traje oscuro. Y esa es la imagen que debemos cambiar.”

Sin embargo, desde hace años los departamentos de la UE han mantenido relaciones valoradas en varios millones con empresas de asesoría y agencias como Ogilvy o Mostra Communication, para cambiar eso exactamente.

Hasta ahora las empresas han producido folletos y otro material publicitario, organizado conferencias y campañas, a menudo con un éxito mediocre. Por ello, la UE pretende presentar este mes un plan de acción para redireccionar sus estrategias de comunicación. Por ejemplo, se planea un equipo de relaciones públicas para casos de crisis, un servicio para corregir la información falsa que se haya hecho pública, series y programas en la televisión y la radio para llegar a más ciudadanos, etc.

En otoño se presentará además un documento con las bases de la estrategia. Una de las medidas es que para 2006 la UE planea contar con más profesionales de la comunicación y formar a los empleados de las autoridades. Hasta entonces, la comisión recurrirá al apoyo de personas externas.

De hecho, una de las críticas que presentan los periodistas acreditados para trabajan en la UE es que muchas veces los funcionarios y diplomáticos apenas pueden, quieren o tienen permiso para darles información útil.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir