Medios

La versión estadounidense de la serie británica "Skins" escandaliza a los anunciantes

La versión estadounidense de la serie británica "Skins" escandaliza a los anunciantes La filial estadounidense de la cadena televisiva MTV se las prometía feliz tras hacerse con los derechos para la adaptación de la serie británica Skins. Sin embargo, después de que el programa haya sido acusado de pornografía infantil en Estados Unidos, a MTV se le ha torcido la sonrisa.

Hace cuatro años que se estrenó en su país de origen, Reino Unido, y desde entonces Skins no ha dejado de dar que hablar, para bien y para mal. Y es que esta serie, que sigue las andanzas de un grupo de adolescentes, no se anda con medias tintas. En ella hay lugar para el drama, para el humor, para el sexo, para la violencia, para las drogas y para la homosexualidad. Y tanto realismo ha escandalizado a los estadounidenses, que desde hace unas semanas pueden seguir la adaptación americana del show desde la MTV.

Los primeros en reaccionar ante tan “escandaloso” producto televisivo fueron los responsables del conservador Parents Television Council (PTC), que no han dudado en calificar Skins como un “programa peligroso para los adolescentes”.

Después de que el PTC pusiera el grito en el cielo por la supuesta falta de moral de Skins, fueron los anunciantes los que comenzaron a dar la espalda a la serie. Entre las marcas que se niegan a hacer inserciones publicitarias en el programa destacan marcas tan importantes como Subway, Taco Bell, Wrigley y General Motors.

El caso es que Skins ha colocado a la MTV entre la espada y la pared. La serie se emite en prime time y esta consiguiendo muy buenas cuotas de audiencia, pero la presión de los anunciantes y del PTC podría forzar a la cadena a censurar la serie. No en vano, esta última organización ha acusado al show de pornografía infantil porque en uno de los capítulos de Skins un joven de 17 años aparece caminando desnudo por la calle y toma unas pastillas para tener una erección.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir