Medios

La vuelta triunfal de The Washington Post

Exterior view of the Washington Post buildings in  Washington, DC.El diario estadounidense The Washington Post no ha pasado por sus mejores días desde hace años. Obviamente, no todo iba a ser vivir de las viejas rentas de la época del escándalo Watergate, allá por 1972, y en los años recientes ha dejado mucho que desear en cuanto a la calidad de sus publicaciones, los despidos sufridos y una sucesión de directores de departamento.

La familia Graham, que era la dueña de la empresa, decidió hace un año que tenían que darle un aire a la empresa y decidieron vendérsela al fundador de Amazon, Jeff Bezos. Bezos renovó el medio con numerosos cambios y se dice que ha vuelto por el camino correcto para volver a ser lo que era, aunque la sombra del pasado sigue siendo todavía muy grande. Pero Jeff Bezos lo único que ha hecho es poner el dinero y las ganas de cambiar, lo que ha permitido que los trabajadores se sientan seguros, que su trabajo no peligra y que todos sus esfuerzos se deben centrar en su trabajo y en el medio en el que lo desempeñan, dejando de lado los problemas económicos del periódico.

Aunque se le ha tildado de que su web y sus contenidos en ella habían caído en calidad, pero esto ha cambiado de un tiempo a esta parte. Su contenido digital ha mejorado, al igual que su edición diaria en papel, lo que está obligando a sus competidores a ponerse también las pilas en cuanto a generar contenidos de calidad al ver que el viejo león herido vuelve a las andadas.  Pero si Bezos no ha tenido mucho que ver, ¿de quién es la culpa de la vuelta? Pues algunos apuntan a que el culpable de todo es Martin Baron, actual editor desde 2013.

Baron es un conocido de los medios impresos, desarrollando su trabajo tanto en The Miami Herald, The Los Angeles Times y The New York Times, para pasar a The Boston Globe y acabar, finalmente, como editor de The Washington Post.

“Con Jeff, tenemos la estabilidad y los recursos para invertir. Creo que hay muchos intangibles en nuestro negocio que importan muchísimo. Los periodistas necesitan saber que tienen apoyo, que sus compañeros no van a irse y que van a poder hacer su trabajo sin tener preocupaciones de si van a perderlo. El optimismo, al igual que la negatividad, pueden ser infecciosos”, ha declarado Martin Baron. Debe ser verdad, porque The Washington Post está encontrando el camino

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir