Medios

Las cadenas privadas han destinado 1.800 millones a la financiación de otros sectores desde 1999

Las cadenas privadas han destinado 1.800 millones a la financiación de otros sectores desde 1999Las televisiones privadas han logrado consolidarse como un motor de la industria audiovisual. Este sector actualmente emplea, de forma directa o indirecta, a 77.000 personas y en 2012 alcanzó un volumen de más de 10.000 millones de euros, equivalentes al 1% del PIB nacional, según los datos que ha hecho públicos la Unión de Televisiones Comerciales Asociadas, Uteca.

Este informe, realizado por la consultora independiente Arthur D. Little, y que se irá completando en las próximas semanas, resalta que la relevancia creciente como motor de la industria de las televisiones privadas contrasta con las obligaciones cada vez más exigentes y discriminatorias que sufren respecto a otros sectores y países. Especialmente destaca que una hipotética vuelta de la publicidad a Televisión Española abocaría al colapso a todo el sector audiovisual.

Además, a pesar de que los márgenes de las televisiones se han reducido más de un 85% desde 2007, las cadenas privadas deben seguir destinando cada año en torno a 350 millones de euros, un 13,3% de sus ingresos totales, a la financiación de RTVE, el cine europeo y atender la presión recaudatoria de las entidades de gestión de derechos de propiedad intelectual, 1.800 millones de euros entre 1999 y 2012.

Una rigidez que, según Arthur D. Little, provoca algunas paradojas, como el hecho de que la mayoría de las películas españolas más taquilleras de los últimos cuatro años han tenido la participación de las cadenas privadas, mientras que esa misma regulación permite que todos los años se produzca con subvenciones un cierto número de películas con escasísimos espectadores y por tanto exigua recaudación en taquilla o que incluso no llegan a estrenarse.

Al mismo tiempo, la inflexibilidad con respecto a la financiación del cine impide que las cadenas privadas tengan la capacidad de invertir en los productos más demandados por el público.

Una situación que ha hecho que en 2012 los resultados de las principales compañías privadas se redujeran hasta apenas el 15% de lo que alcanzaron en 2007. A esto hay que sumar que debieron abonar más de 310 millones de euros en impuestos de sociedades, frente a las plataformas online que no deben hacerlo, “a pesar de que obtienen importantes ingresos publicitarios relacionados con su actividad en España”, destacan desde Uteca.

Una vuelta de la publicidad a Televisión Española sólo serviría para agravar estas discriminaciones y poner en riesgo la viabilidad del conjunto del sector, añadieron. Según Arthur D. Little, la publicidad nunca haría sostenible el ente público, y, por ello, recomienda “mantener el actual modelo de financiación, dándole recorrido, y asignando a TVE un tamaño y estructura razonables para el sector”.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir