Medios

¿Las portadas polémicas han transformado el estilo de las revistas de moda?

portada revistaEn los últimos cuatro meses han surgido varias polémicas en torno a las portadas de revistas de moda. Kate Winslet, Lady Gaga y Kerry Washington han protagonizado las últimas portadas de Vogue, Glamour y Lucky que no han quedado exentas de un aluvión de críticas por mostrar a estas tres mujeres excesivamente retocadas.

No es la primera vez que alguna publicación de este tipo se ve envuelta en una polémica relacionada con la visión de la mujer que quieren vender a golpe de retoque (como los casos de Elle con Melissa McCarthy o Mindy Kaling).

Pero no todas las polémicas vienen por un uso excesivo del PhotoShop. Vogue se convirtió en un tema de debate nacional después de publicar las fotos sin retocar de Lena Dunham. Pero el debate sobre como las revistas femeninas muestran sus temas no es nada nuevo.

El debate sobre cómo las revistas femeninas representan a sus temas es, por supuesto, nada nuevo. “Las revistas de moda, especialmente las femeninas, han sido blanco de las críticas por mostrar estándares irreales de belleza durante mucho tiempo” explica el editor jefe de Elle, Robbie Myers.

Pero, aunque estas polémicas vienen de lejos, ahora parece que los medios de comunicación ejercen una mayor presión sobre este tipo de situaciones. ¿Qué ha cambiado? Las redes sociales parece que se han convertido en el escenario perfecto para criticar este tipo de portadas y hacer que la discusión sobre las mismas prolifere.

Por otro lado, las revistas están tomando ahora mayores riesgos en sus portadas. Hace 10 años hubiese sido difícil encontrar una revista cuya portada no estuviese protagonizada por una modelo pero ahora, mujeres como McCarthy, Kaling y Dunham se han convertido en las nuevas “chicas de portada”.

Al parecer, estos riesgos no están siendo recompensados. “Durante el tiempo que he estado aquí, ha habido gente que escribe para decir, ‘¡Hay que ampliar su idea de lo que es hermoso!’. Y cuando hacemos eso, entonces a criticar por ello”, explica Myers.

Pero las revistas a veces no saben actuar correctamente. Después de que Jezabel pagase 10.000 dólares a Vogue por las fotos originales de Dunham, se detalló a continuación los retoques que se habían realizado en las mismas y esto hizo que las redes sociales estallasen acusando a la revista de querer humillar a la actriz. Los críticos dijeron que sería poco realista esperar de Vogue que no retocase las fotos.

La gran mayoría de los editores de estas revistas eluden este tipo de polémicas y rechazan hacer algún comentario sobre las mismas. Una mala opción si tenemos en cuenta que este tipo de debates no parece que se vayan a resolver a corto plazo.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir