Medios

LAS PRIVADAS PAGARÍAN POR LA SUPRESIÓN DE LOS ANUNCIOS EN RTVE

El gobierno planea financiar la supresión de la publicidad en las cadenas de televisión estatales, que recibirán el equivalente al dinero ingresado por la publicidad mediante más subvenciones, mediante un canon a las cadenas privadas, que deberán aportar un 3% de sus ingresos anuales.

La cadena ingresa anualmente 1.100 millones de euros, de los cuales la mitad provienen de la publicidad, por lo que la administración debería agregar 500 millones más para mantener la actual estructura de la empresa estatal, que prometió que no efectuaría más recortes de personal.

Este nuevo modelo de financiación de la televisión pública está en sintonía con los procesos que se llevan a cabo en otro países del entorno, como Francia o Italia pero a diferencia de estos países en España no será el consumidor quien pague un canon, ya sea por el aparato receptor o por lo derechos anuales sino que será la competencia quien sufragará este cambio.

Las cadenas privadas deben destinar actualmente un 5% de sus ingresos a financiar el cine español que se unirían a otros impuestos para los operadores cuyo concepto sería la utilización del espacio radioeléctrico.

"Estamos buscando un sistema que no grave ni los presupuestos ni en los ciudadanos", dijo la semana pasada la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega en los desayunos de Televisión Española, donde no dio plazos para concretar el modelo, pero sí aseguró que la cadena no verá mermados sus ingresos.

Fuentes próximas al gobierno declararon al periódico El País que esta subida de los impuestos se justifica ya que al desaparecer la publicidad de la cadena estatal los espacios en las privadas subirían su precio, por lo que estás rentabilizarían los minutos. Otros expertos creen que el mercado reaccionará reduciendo el número de anuncios ante su elevado precio, lo que beneficiaría al consumidor.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir