Medios

Las revistas se arrojan a los brazos de las aplicaciones

Las revistas se arrojan a los brazos de las aplicacionesLa industria de las revistas recientemente ha emergido de un largo período de decadencia como consecuencia de la expansión de los medios digitales. Mientras la mayoría de los editores han desarrollado unidades digitales, ha habido una cierta resistencia por la seria amenaza que supone el mundo digital para la experiencia impresa.

Según declina la circulación, los anunciantes se muestran más dudosos acerca del papel del medio impreso dentro de la mezcla de medios. Y de repente, la industria de los periódicos se ha movido a lo digital, especialmente al mundo de las aplicaciones. Existe una fiebre real para alcanzar la oportunidad creciente de las aplicaciones, las tabletas y los móviles. Así es como estamos consiguiendo algunas ediciones de revistas impresas, transformadas y moviéndose hacia la línea de aplicaciones.

Muchos periódicos y revistas han estado jugando ya con códigos bidi en dos dimensiones, marcas de agua y realidad aumentada como formas de vincular la impresión con las experiencias móviles. Microsoft, Digimarc, Metaio, Layer, SnapTag y otros han seducido y atraído a las revistas. El obstáculo para los lectores ha sido la necesidad de encontrar y descargar estas aplicaciones de terceros para leer los códigos y obtener beneficios. La tendencia de este año, sin embargo, se mueve hacia las aplicaciones. Revistas como Glamour, Lucky, House Beautiful, Sports Illustrated y otros están incorporando la tecnología de escáner para construir sus propias marcas.

John Paris, quien encabeza la parte móvil para Time, piensa que esta será una importante tendencia entre las revistas el próximo año. Las ventajas son claras. Estas aplicaciones propias mantienen al usuario dentro de la misma, y así permite medir y dar cuenta de las interacciones de los usuarios, los movimientos a través de otros contenidos y las ofertas publicitarias. Además se conecta la identidad del medio impreso con la parte digital aún más.

Haciendo un mayor hincapié, las compañías de aplicaciones para las revistas podrían ayudar a los editores a estandarizar y normalizar la activación de códigos móviles dentro de sus propias páginas. Muchos anunciantes ya han incluido códigos QR en su propia publicidad, además de cualquier código que los editores ofrezcan. Como resultado, el lector está frente a un caos de cosas, con códigos por una parte, marcas de agua por otra, cada uno con un origen diferente. Las compañías de aplicaciones dan a los editores una rica oferta de multi-pantalla que podría atraer a los anunciantes. Las campañas impresas pueden estar vinculadas a las promociones en aplicaciones, que van más allá de una simple dirección a un portal móvil o un vídeo.

En última instancia, las revistas están buscando recuperar el control sobre la experiencia que sus consumidores tienen en un escenario de múltiples pantallas. Su desafío con las compañías de aplicaciones es construir experiencias complementarias que creen una segunda pantalla reflejo y obligue a los lectores a sacar sus teléfonos inteligentes.

En el fondo, la movilidad de estos medios permite, y quizás requiere, que los medios analógicos se reinventen a si mismos y su rol en la vida de las personas como servicios, y no sólo como experiencias.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir